El conocido 'streamer' e 'influencer' Ibai Llanos vuelve al trabajo. Pese a que hace unos pocos días anunciara su retirada del equipo en el que trabaja actualmente, G2 Esports, el streamer ha decidido retomar sus directos ante una oportunidad única: "Vuelven los directos. Contra pronóstico. Va a empezar el 'Twitch Rivals' y el capitán de España soy yo. No he podido fallar a la llamada de mi país", relata con su habitual entusiasmo.

También ha explicado que desde Twitch le dijeron que, si no estaba bien y quería descansar, podrían buscar a otro. Pero Ibai ha recogido el relevo: "Si me llama España, yo cojo el teléfono", exclamaba entre gritos. Llanos relata que va a ser un torneo "muy bonito", que empieza hoy y que seguirá hasta la semana que viene.

Estas 'stories' contrastan con la imagen que veíamos de él hace apenas tres días. En ellas, Llanos se grababa explicando que iba a dejar durante un tiempo las retransmisiones debido a un "grave problema familiar". Según relataba, su energía estaba bajo mínimos: "No duermo por las noches. Literalmente soy un trozo de mierda". Sin embargo, el streamer dejó la puerta abierta a un posible regreso, en un intento de tranquilizar a sus cientos de miles de seguidores.

"Estoy bien, no pasa nada. Me veis aquí vivo, tranquilamente…", así intentó quitarle hierro al asunto. Aunque ello no quitó que reconociera, en un mensaje publicado ayer mismo en Twitter, que este problema familiar le estaba generando problemas de ansiedad. Ahora bien, en las últimas 'stories' que ha subido a su Instagram, cuenta que se ve con ánimo para este nuevo reto: "No tenía esperado jugar, pero hoy me encuentro de puta madre. Me han entrado ganas de hacerlo y he dicho: lo quiero 'streamear".

Ibai insiste: no ha sido explotado laboralmente

El 'streamer' también ha aclarado que la grave situación que ha vivido últimamente no tiene nada que ver con la fatiga que le puede provocar su puesto de trabajo. De hecho, insiste en su cuenta de Twitter: "Me he tomado unos días de descanso por un problema familiar grave. No es por cansancio".

 

Las condiciones en las que ha trabajado Ibai en los últimos meses, con muchas horas de retransmisión en directo, organización de eventos y publicaciones, han suscitado polémica en las redes sociales. De hecho, tras una entrevista para el diario El Mundo, afloraron las conjeturas sobre una posible explotación del influencer. De repente, la opinión pública había pasado de una imagen desenfadada de Ibai, que hacía "lo que le daba la gana", según su jefe Carlos 'Ocelote', y que vivía en una gran mansión con sus mejores amigos, a una vida de trabajo sin descanso y con mucha presión social. No obstante, con el tuit que ha publicado ha querido disipar todas las dudas sobre sus condiciones laborales.

Llanos anunciaba el pasado mes de febrero su gran salto de la LVP (Liga de Videojuegos Profesional) a G2 Esports, el mayor equipo de deportes electrónicos de Europa. Su trabajo consistía en seguir con lo que había estado haciendo hasta el momento: vídeos en directo vía 'streaming', en este caso en Twitch, que lograran una gran acogida entre el público. Ahora, ha vuelto a la escena de los juegos electrónicos tras una breve pausa. Sus fans van a poder contar con él una semana más, pero sobre sus cabezas revolotea la posibilidad de que esto sea una espejismo. Al final, como explicó el propio Ibai, "lo importante es cuidarse a sí mismo".