Detrás de cada cifra de fallecidos por coronavirus hay una historia, una vida y personas que pierden a sus seres queridos. El médico de urgencias Julio Armas lo sabe muy bien, pues a veces le toca lidiar con "días de mierda" dentro del hospital en el que trabaja.

Así lo ha querido compartir a través de su perfil de Twitter contando una de las muchas malas historias que deja esta pandemia. En una publicación ha informado de que un hombre de 55 años ha perdido a su mujer y su hija de 19 por el COVID-19.

"Viene porque el seguro le pide no sé qué papel y el no entiende y nosotros tampoco entendemos cómo consolarle", relata, añadiendo que a los sanitarios que han tratado con él se les ha "caído el alma" con esta situación. El mensaje que el médico compartió en su cuenta ha tocado la fibra sensible de muchos de los usuarios de esta red social.

 

En una entrevista en la 'Cadena Ser' el sanitario ha recordado que "como no pongamos fin" a esta pandemia, "nos dejará situaciones como esta o peores". "Son situaciones que nunca antes habíamos vivido y que nos tocan. No puedes dejar de sentir y ponerte en el lugar del paciente y el acompañante", ha recalcado.

Además, a través de sus redes ha insistido en el mensaje de concienciación: "Lo excepcionalmente duro de una historia triste en esta epidemia sirve para humanizar los números tan fríos que se dan día a día. Detrás de esos números hay personas, familias y muchísimo dolor". "Cuidémonos todos, pero hagámoslo bien, por ellos, por nosotros y por los que vendrán", ha añadido.