Pincho fue rescatado del infierno que vivía; el pequeño sufría violaciones habituales por el hermano de su antiguo dueño: "Este hombre iba cada fin de semana, y utilizaba ese tiempo para violar y abusar de Pincho durante 5 años. Lo manipulaba y tenía sexo con él, lo que le causó a Pincho lesiones crónicas severas", aseguró uno de los rescatistas a 'The Sun'.

Picho fue rescatado por 'Rescue Group for Spanish Animals' cuando observaron que el animal, que estaba caminando solo por la calle, sangraba por la zona genital. Desde ese momento, las personas que le rescataron le realizaron fotografías con las que solicitaron ayuda para encontrarle un dueño.

El animal necesitaba pañales por su incontinencia, además de sufrir graves lesiones de rodilla, cadera y un hueso astillado en una de sus patas traseras.

Yvonne West, británica, conoció al pequeño animal, residente en España, a través de las redes sociales, y no dudó en adoptarlo: "Me enamoré de él, y quería ayudar tanto a esta alma que pagué para traerlo. Espero que tenga una vida feliz y cómoda", ha asegurado a 'The Sun'.

Posteriormente, la nueva dueña inició una campaña para la petición de recursos económicos por redes sociales y creó un calendario con las fotos del animal, con lo que consiguió recaudar 15.000 euros. La finalidad era costear las tres operaciones que Pincho necesitaba para mejorar el estado de salud de su aparato genital y de sus rodillas.

El pequeño perro, que incluso tenía una cicatriz de haber estado atado durante largos periodos, no tiene miedo a los hombres: "Ahora es un perro diferente. Antes tenía pesadillas y temblaba, pero eso ya no pasa".

Los vecinos habían denunciado los abusos del hermano del dueño del perro, pero el abusador no ha sido procesado por ningún delito y no se prevé que sea detenido.