Si vas a hacer el camino de Santiago este verano, o si estás en ello, además de la tradicional Compostela puedes obtener también la Compostela de 'ecoperegrino'. No te preocupes, esto no te obligará a recorrer más kilómetros de los 100 a pie o a caballo o los 200 en bici mínimos necesarios para expedir la credencial de la ruta jacobea. Basta con que recicles.

El proyecto Camino del Reciclaje tiene como objetivo que los miles de peregrinos que recorren cualquiera de los diferentes caminos que llegan a Santiago cada año separen y reciclen todos los residuos que generan. La iniciativa, que comenzó en 2015, ha incorporado una novedad este año: la Compostela del ecoperegrino.

Se trata de recopilar al menos tres sellos de algunos de los llamados 'ecoalbergues' que están repartidos por las diferentes variantes del camino y compartir una foto en las redes sociales, como ha hecho esta peregrina en Twitter. Con ese sencillo gesto, Ecoembes la organización medioambiental que coordina el reciclaje de envases en España y que lidera este proyecto, se compromete a plantar un árbol autóctono en una zona de Galicia.

 

Participar en esta iniciativa ha sido una experiencia "muy positiva" para Isaac Vázquez, hospitalero del albergue San Lázaro, en Santiago de Compostela. Hace tres años que este hospicio, situado en el camino francés a la entrada de la capital gallega, se convirtió en ecoalbergue, y desde entonces han visto cómo los peregrinos reciclan cada vez más. Según explica Isaac, hace tres años vaciaban una vez por semana los contenedores y ahora se llenan "diariamente".

Además de situar contenedores de separación de envases como los que tenemos en nuestras ciudades, en los ecoalbergues se proporcionan bolsas amarillas y un mosquetón para atarlas a la mochila e ir guardando ahí los residuos propios y envoltorios o envases ajenos que los peregrinos encuentran en el camino y que recogen voluntariamente. En estos tres años, Isaac ha visto como cada vez llegan más caminantes con la bolsa colgando y cargada de 'basuraleza', ese concepto perfecto que hace alusión a la basura que dejamos en la naturaleza.

"Yo también soy peregrino y cuando he podido recogía botellas que había en el medio del camino"
El hospitalero considera que "cada vez hay más concienciación", aunque todavía tienen que hacer un ejercicio de pedagogía importante con peregrinos de otras nacionalidades, explica, que "tienen menos información". A Isaac, hospitalero desde hace seis años que ama su trabajo y el Camino de Santiago, le preocupa que no todo el mundo sea tan considerado con el medio ambiente. Por esa razón está tan comprometido con este proyecto: "Yo también soy peregrino y sé en qué estado están los caminos, incluso cuando he podido y me lo permitía el cuerpo, recogía botellas que había en el medio del camino".

Critica, por ejemplo, esa tradición que siguen muchos peregrinos de dejar el rastro de su paso por el camino, sobre todo prendas de ropa usada, una costumbre muy romántica pero que no deja de sumar más basura. Para Isaac, habría que "erradicar" esa costumbre, de ahí que le haya gustado tanto la iniciativa del proyecto de Ecoembes de plantar un árbol gracias a la colaboración de los ecoperegrinos.

Un Camino libre de toneladas de residuos

En la edición pasada de Camino del Reciclaje, detalla Ecoembes, solo en Galicia se recogieron más de 146 toneladas de envases entre los meses de junio y octubre, un aumento del 45% con respecto a 2017.

Con esta nueva edición son ya 453 albergues de todas las vertientes (Camino Francés, Camino del Norte, Camino Portugués y Camino Lebaniego) los que se han incorporado a esta iniciativa. En el proyecto colaboran todas las comunidades autónomas implicadas: la Xunta de Galicia (con 222 albergues adheridos), la Junta de Castilla y León (117), el Principado de Asturias (39), el Gobierno de La Rioja (30) y el Gobierno de Cantabria (45), además de Cogersa, acrónimo de Compañía para la Gestión de los Residuos Sólidos en Asturias.

Además de la Compostela del ecoperegrino, otra de las novedades que ha sumado este año este camino verde es la incorporación en su web de A.I.R-e, el bot del reciclaje, un asistente virtual que ayuda en este caso a los caminantes a resolver sus dudas en torno al reciclaje.

La basuraleza, el enemigo a combatir

Colaborar en la limpieza de la naturaleza no es solo una tarea de peregrinos y peregrinas del camino de Santiago. Ecoembes promueve la recogida de basuraleza en toda España a través de su proyecto Libera, en colaboración con la oenegé de conservación de la naturaleza SEO/BirdLife. El pasado 15 de junio se celebró una jornada de recogida de basuraleza en 453 puntos de todo el país en la que participaron cerca de 13.000 voluntarios que recogieron 83 toneladas de basura de montes, embalses y mares.