José Enrique Abuín, más conocido como 'El Chicle', tendrá que cumplir un mínimo de 18 años de cárcel para poder solicitar el tercer grado. Así lo ha acordado este viernes la Audiencia de A Coruña, que ha decretado que la pena por su intento de rapto a una joven en Boiro para agredirla sexualmente se acumule a la de prisión permanente revisable que se le impuso por el asesinato y violación de Diana Quer.

La sección sexta de la Audiencia Provincial ha establecido que el máximo de la pena que cumpla 'El Chicle' por ambos delitos sea el de prisión permanente revisable y fija en 18 años el tiempo mínimo que debe cumplir en la cárcel para acceder al tercer grado. Para poder solicitar una revisión de condena y pedir una posible libertad, deberá estar en la cárcel al menos 25 años.

Concretamente, el tribunal ha decidido que la condena de cinco años de cárcel que se le impuso por los crímenes cometidos en Boiro en diciembre de 2017 se acumulen a la pena de cuatro años de cárcel y de prisión permanente revisable por el asesinato de la joven Diana Quer. Debido a la unión de las penas, a efectos de acceso al tercer grado o de solicitar una revisión de la condena, se computan los plazos como si solo hubiese sido sentenciado a una única pena de prisión permanente revisable.

No obstante, el juez apunta en su auto que no le corresponde pronunciarse sobre el cumplimiento de otra pena, esta de dos años y medio de prisión, interpuesta por otros hechos sucedidos en 2007, al ser estos anteriores al momento en que abordó la joven de Boiro, por lo que no puede ser acumulada a la de prisión permanente revisable. Así, sobre el cumplimiento de la misma deberá decidir Instituciones Penitenciarias.

Las condenas de 'El Chicle'

Abuín fue condenado a finales de 2019 a la pena de prisión permanente revisable por haber asesinado con alevosía a Diana Quer para que esta no le delatara por haberla agredido sexualmente. Aunque 'El Chicle' recurrió la condena, el Tribunal Supremo finalmente la ratificó en noviembre del año pasado.

Previamente, en abril de 2019, había sido condenado a cinco años y un mes de prisión por un delito de detención ilegal y otro de agresión sexual, este último en grado de tentativa, a una joven de Boiro a la que intentó secuestrar para agredirla sexualmente.

Precisamente, su detención por estos últimos hechos propició que 'El Chicle' finalmente guiara a la Policía hasta el lugar donde había ocultado el cuerpo de la joven madrileña, que por entonces llevaba más de un año desaparecida, en la nave donde lo escondió tras matarla.