Una importante abogada británica ha convertido su Twitter en un alegato feminista con el que pretende parar los pies a las actitudes machistas con las que lidia diariamente. La historia ha sido publicada por 'Daily Mail'.

La abogada ha sido apoyada por miles de usuarios de la red social, que han reafirmado sus recriminaciones: "Es necesario cambiar mucho en nuestros tribunales para que el tema se tome tan en serio como debería ser", ha asegurado uno de sus seguidores.

Joanna Hardy ha dado un paso más allá, la joven y reconocida abogada londinense ha presentado a los comités gubernamentales algunas de las medidas que podrían tomarse para evitar que las mujeres se sientan incómodas mientras realizan su trabajo.

 

Entre las peticiones que la joven ha colgado en Twitter también se dirige a los propios clientes: "No le pida a la abogada que vaya a buscar el café. Intente recordar su nombre. No haga chistes repetitivos sobre los senos o las faldas y no se comunique únicamente con insinuaciones".

La abogada, que está entre las mejores de Londres, ha sido aplaudida en las redes sociales, donde le han mostrado su apoyo para paliar el machismo en la profesión.