La vicepresidenta segunda del Gobierno y líder de Unidas Podemos en el mismo, Yolanda Díaz, ha respaldado este miércoles con rotundidad al ministro de Consumo, Alberto Garzón, en sus declaraciones contra las macrogranjas, y descartó su dimisión o cese porque "sería bastante surrealista que un ministro que está cumpliendo con el acuerdo de Gobierno y con la ciencia tuviera que dar un paso (atrás); seríamos noticia en el mundo".

Lo ha hecho en una entrevista en TVE en la que ha subrayado repetidamente este mensaje en varias fórmulas. "Lo que ha dicho Garzón está amparado por la ciencia y por el Gobierno de España", ha puntualizado. "No ha hecho más que mostrar la evidencia científica y los compromisos del Gobierno de España".

"El Gobierno tiene documentos públicos en los que señala que apostamos por un modelo de ganadería extensiva y sostenible", ha recordado también, señalando expresamente que "la Agenda 2030 y los compromisos de la Comisión Europea son muy claros".

Pese a estas aseveraciones y otras similares, Díaz ha dicho que ella no debe "interpretar las palabras del presidente del Gobierno", Pedro Sánchez, quien defendió en general a la ganadería sin hacer distinciones entre tipos de explotaciones.

No obstante, sí ha vuelto a llamar a "respetarnos a nosotros mismos" y "cuidar la coalición", deslizando además que ella ha tenido que defender cosas que no comparte porque es "una demócrata" y se debe "a lo que el Gobierno de España señala".

“Deberíamos ser muy cuidadosos, defender las posiciones del Gobierno”, ha recomendado, lo que, dado que ha remarcado que Garzón "no ha hecho más que explicitar lo que el Gobierno de España defiende", sólo puede entenderse como que los Sánchez y los ministros socialistas deberían haber avalado a Garzón y no poner en duda sus palabras. "Respaldo rotundamente al señor Garzón", ha aclarado en otro momento.

Más allá del bulo

La vicepresidenta no ha pronunciado en ningún momento la palabra "bulo" con la que Podemos viene sintetizando su interpretación de que las palabras de Garzón las tergiversaron primero el PP y luego el PSOE aceptando ese marco discursivo.

Ayer por la tarde, en otra entrevista en la Cadena Ser, ya había apuntado que ella no se ”detendría sólo en el bulo” y se preguntó si no estaban haciendo “algo mal” y si la gente sabía que la ganadería extensiva aparece como objetivo y prioridad en los propios documentos del Gobierno.

En lugar de combatir ese supuesto bulo, ella ha defendido que “el debate que ha planteado el señor Garzón es un debate de un profundo calado”, que “el Gobierno tiene documentos públicos en los que señala que apostamos por un modelo de ganadería extensiva y sostenible” y que “hablar del cambio de modelo productivo es hablar de esto”.

Es decir, “es hablar de emergencia climática, de salud pública, de alimentación”, de temas que preocupan a la ciudadanía, porque “a la gente le preocupa lo que comen nuestros hijos”.

En este sentido, la líder de Unidas Podemos se ha mostrado “partidaria de que la ciudadanía conozca lo que piensan cada una de las formaciones políticas”. Por todo ello, Díaz ha recomendado que “los debates se hagan con serenidad y desde luego con mucho respeto”, ha lamentado “todas estas distorsiones” y ha subrayado que “los procesos en los que a veces decimos cosas diferentes a lo que indican nuestros documentos no son positivos”.

También ha dejado entrever una sospecha de por qué no se ha desarrollado con serenidad: “No hay ninguna razón, aunque existan unas elecciones en una comunidad autónoma (Castilla y León), para que generemos un ruido que la ciudadanía no se merece”.

En cualquier caso, ella ha descartado cualquier efecto de la crisis en el Gobierno de coalición: “Entiendo que la derecha sueñe con que se va a romper la coalición. Ya les digo yo que no. No le voy a dar esa buena noticia a la derecha”.