Durante el Pleno de las Cortes de Castilla y León celebrado este miércoles, y a cuenta de una iniciativa presentada por el Partido Popular y Ciudadanos en defensa de la figura del rey, se ha generado un bronco debate. De hecho, el presidente del Parlamento, Luis Fuentes, tuvo que intervenir varias veces para pedir silencio a los asistentes.

En este contexto, el debate se iniciaba con la intervención del portavoz del PP, Raúl de la Hoz, quien ha explicado que debido a la "espiral de degeneración democrática" se han visto obligados a presentar la iniciativa en defensa de la Constitución, la separación de poderes y las instituciones básicas como el rey. "Nunca pensé que llegaría el día para exigir al Gobierno que no vuelva a vetar la presencia del rey", recalcaba.

Después llegaba la intervención del portavoz de Podemos, Pablo Fernández, quien dirigiéndose a Vox recordaba que "los comunistas que hoy están en el Gobierno dejaron su sangre para traer la democracia y acabar con el régimen sangriento del dictador Franco que usted encarna en estas Cortes".

Siguió dirigiéndose a los representantes del Partido Popular y "sus compinches de Ciudadanos" para considerar que la iniciativa que habían presentado es "un vomitivo ejercicio de cinismo sin parangón". Y enumeraba: "Quieren defender el cumplimiento de la Constitución y la separación de poderes, ustedes que la mancillan constantemente, ustedes que han parasitado hasta la nausea las instituciones, ustedes que han sido calificados por la UCO como organización criminal en Valencia, ustedes que pretenden instrumentalizar el poder judicial como ariete en oposición al Gobierno de España, ustedes que bloquean la renovación del Consejo General del Poder Judicial algo que es un mandato constitucional. Precisamente ustedes, que han contratado a una persona que cuando era senador se jactaba de controlar a la sala segunda del Supremo — haciendo referencia a Ignacio Cosidó—".

 

Así, el político de Podemos ha denunciado que el PP es al cumplimiento de la Constitución lo que "Franco a la democracia". Para terminar, y parafraseando a José Antonio Labordeta en una intervención en el Congreso, Fernández ha dicho al concluir su intervención: "Váyanse a la mierda".

Finalmente, la iniciativa presentada por Ciudadanos y el PP ha sido aprobada con los votos favorables de (además de estos dos grupos) Vox, Por Ávila y UPL. En contra han votado Podemos y PSOE.