El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha visitado Gran Canaria cinco días después de que se declarase el incendio que ha asolado el 8% de la superficie de la isla, calcinando 9.200 hectáreas y obligando al desalojo de 10.000 personas.

Allí, Sánchez ha trasladado el "cariño, arrope, abrigo que van a tener todos los vecinos y vecinas de los municipios afectados por parte Gobierno de España", así como su compromiso para ayudar a restablecer la normalidad de los evacuados: "Vamos a ayudar, vamos a arrimar el hombro para que cuanto antes el día a día pueda ser el que había antes del incendio".

En este sentido, ha asegurado que "todos los instrumentos y capacidades que se van a necesitar para liquidar el incendio están garantizados" y que "las Administraciones responderán para intentar ayudar en la medida de nuestras posibilidades", puesto que "muchas cosas se han perdido y no podrán ser sustituidas".

Aunque no se ha pronunciado acerca de la posibilidad de establecer una base permanente de hidroaviones en Canarias, el presidente en funciones ha dicho que "lo que sí puede saber la población de los municipios afectados y de la isla de Gran Canaria es que el Gobierno va a volcar todos los recursos necesarios para garantizar la seguridad de los vecinos y la protección de este entorno natural".

Asimismo, ha recordado que el fuego aún no está extinguido, sino estabilizado, por lo que ha realizado "un llamamiento a la prudencia".

Sánchez también ha agradecido su trabajo a los efectivos que han participado y participan en las labores de extinción, a los que ha calificado como "héroes anónimos". "No solamente están protegiendo vidas, sino que también se están jugando su propia vida", ha agregado.

Además, ha destacado la cooperación entre los diferentes Cuerpos de Seguridad y Administraciones: "Juntos somos mucho más fuertes y podemos hacer mucho más para vencer a este monstruo del incendio, que se ha llevado muchas cosas importantes para la ciudadanía de Gran Canaria: un entorno, un paisaje, un patrimonio natural que esperemos que en poco tiempo pueda ser repoblado".

Por otra parte, el presidente en funciones ha evitado responder a las preguntas sobre la oferta de Unidas Podemos para retomar las negociaciones que desbloqueen la investidura. "Es importante estar donde estamos ahora mismo", ha zanjado, "ya habrá otros momentos para responder a esas preguntas".