"Una primera toma de contacto". Así ha definido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, su encuentro de este lunes con Joe Biden durante la cumbre de la OTAN en Bruselas, el primero entre ambos líderes desde que el mandatario demócrata llegara a la Casa Blanca a principios de este año.

Preguntado en rueda de prensa acerca de la brevedad del encuentro, que apenas ha durado unos 45 segundos, Sánchez ha defendido que la conversación con su homólogo estadounidense "ha dado de sí".

"No tengo un cronómetro de cuánto me he reunido o no con el presidente de Estados Unidos", ha ironizado el mandatario español, que ha explicado que ha mantenido con Biden "una breve conversación y posteriormente un breve paseo". "Así nos lo estaban pidiendo los servicios de la OTAN para pasar a la sala de reuniones", ha precisado.

No obstante, Sánchez ha indicado que han hablado de reforzar los lazos militares entre España y EEUU. "La posición que tiene el Gobierno de España es la actualizar ese acuerdo bilateral de defensa", ha explicado.

Además, ha detallado que han conversado sobre la situación en Latinoamérica, tras su reciente gira por la región. "Le he trasladado mi preocupación sobre la situación migratoria y la situación económica que tiene esa región como consecuencia de la pandemia", ha apuntado.

El líder socialista asimismo ha señalado que ha felicitado a Biden "por la agenda progresista que ha puesto en marcha", en particular por la "vuelta a los grandes consensos multilaterales, sobre todo del cambio climático y del Acuerdo de París". "En todo caso, más allá de lo que haya podido conversar con el presidente Biden, lo que sí que es evidente es que era una primera toma de contacto", ha puntualizado.

"El presidente Biden, como líder progresista, nos ha inspirado a muchos cuando ha ganado las elecciones", ha incidido Sánchez, que ha insistido en que "los primeros pasos" de su Administración "corroboran y certifican esa inspiración progresista que ha hecho a otros gobiernos progresistas, como es el Gobierno de España", citando también cuestiones de "política social" o su respuesta ante la pandemia.

"En definitiva, cuestiones que nos unen como gobiernos progresistas", ha resumido el presidente, que ha indicando que, tras esta "primera toma de contacto", ambos han acordado "continuar colaborando, trabajando y seguir en contacto".