España contabiliza ya 28 casos totales de la nueva cepa británica del coronavirus tras confirmar la Comunidad de Madrid tres más este sábado, con lo que el número total en la región asciende a nueve.

El jueves, se detectaron dos nuevos positivos en Asturias, concretamente en Avilés, y seis en Euskadi, cuyo Departamento de Salud precisó que ninguno de los pacientes presentaba síntomas graves y no precisaron atención hospitalaria. Estas seis personas y sus contactos cercanos se encuentran aislados en sus domicilios.

Por su parte, la Consejería de Salud del Principado confirmaba dos casos, indicando que el Servicio de Vigilancia Epidemiológica ahora investiga si hay más contagios de esta variante relacionados con un brote familiar con cuatro positivos en total.

Así, el total de casos confirmados de la nueva cepa supera roza ya la treintena, después de que el miércoles se registraran otros seis casos positivos: cinco en la Comunitat Valenciana y uno en Galicia.

El Ministerio de Sanidad confirmó que de las cinco infecciones en la Comunitat, tres provienen de la provincia de Valencia y dos de Alicante, y que algunos de ellos habían viajado a la región con motivo de las fiestas navideñas desde su residencia en Londres.

A esos cinco casos notificados por Sanidad se suma el positivo detectado por la Xunta de Galicia: un paciente de Santiago de Compostela que forma parte de los siete posibles contagios de la nueva variante del virus bajo estudio en la región, según ha informado el consejero de Sanidad de la Xunta, Julio García Comesaña.

La subdirectora general de Epidemiología y Vigilancia de la Salud, Hermelinda Vanaclocha, ha asegurado que la aparición de casos de variantes de la COVID-19 es "habitual" y ocurre en todos los países europeos y en "prácticamente en todo el mundo", según informan fuentes de la Conselleria de Sanidad.

Ante los rumores de eficacia de la vacuna en la variante británica, Vanaclocha ha manifestado igualmente que las inyecciones son eficaces, a tenor de los estudios realizados por el Gobierno británico sobre una cepa nueva.

Los positivos de la nueva variante contabilizados el miércoles se sumaban así a los otros 11 registrados previamente en toda España; el lunes se detectaron los primeros cinco en Andalucía y otros cuatro en la Comunidad de Madrid, que sumó dos más el martes.