"Me has llamado idiota integral, me has llamado cabrón, me has llamado hijo de puta". Es solo uno de los reproches que Jorge Fernández Díaz dirigió al que fuera su número dos, Francisco Martínez, durante el tenso careo que ambos protagonizaron el pasado 13 de noviembre en la Audiencia Nacional.

laSexta ha accedido a la grabación de dicha sesión, en la que, en un momento dado, el exministro de Interior enumera los insultos que, según dice, Martínez le ha dirigido desde hace años.

"Me has llamado miserable, junto con Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría. Me has llamado bobo, con distintas personas, desde [el comisario Eugenio] Pino, el comisario García Castaño, porque has hablado con media España", le espeta.

Versiones contradictorias

Durante el careo, que el juez solicitó ante las contradicciones entre las declaraciones de ambos, el exministro defendió que los mensajes llevados ante notario por Martínez, que le señalan en la Operación Kitchen, fueron manipulados.

"Yo tengo un dictamen pericial que acredita que esto ha sido manipulado", afirma, a lo que el ex secretario de Estado, que sostiene que Fernández Díaz estaba al tanto de la trama de espionaje a Luis Bárcenas, le responde con ironía, diciendo que está "ansioso" por conocer ese informe.

"Se ha hecho sin mi móvil y entiendo que sin el que tenías tú entonces, entonces no sé qué demonios habrá demostrado ese informe pericial", sentencia.

Por otra parte, Martínez mantiene que supo que el chófer de Bárcenas era un informador por el propio Fernández Díaz. "Tengo conocimiento de que existe ese señor porque tú me pides que me informe, esa es la realidad", asegura.

Defiende, además, que llevó los mensajes que le implican a un notario porque vio al exministro desmarcarse y señalarle a él. "Me veo no sólo solo, sino también señalado, como si yo fuese el muñidor de no sé qué operación siniestra", le reprocha.

Fernández Díaz, por su parte, afirma no creer que existiera un operativo para sustraer información a Bárcenas. "Salvo que se me demuestre lo contrario, no me creo que se haya producido", asevera.

Además, ambos se enzarzan por la forma del exministro de escribir mensajes: Fernández Díaz alude, para demostrar que no los escribió, a uno con la palabra "quedado" escrita con "k". "Yo no escribo con 'k'", niega, a lo que su ex número dos responde que tiene a Cañizares guardado con "k".