Una concejala de la CUP de la localidad de Navarcles, en Barcelona, ha dimitido después de haber interrumpido la actuación de un monologísta por sus comentarios y bromas sobre la diversidad sexual.

Se trata de Ylènia Morros, edil de Feminismos, quien ha calificado el incidente como "la gota que ha colmado un vaso que estaba lleno hace muchos meses". Justifica su renuncia en las discrepancias que mantiene con los socios de gobierno, Ara Navarcles (adscrita a ERC) y Navarcles En Comú.

Los hechos ocurrieron durante la actuación del monologuista Albert Boira en las fiestas del pueblo, cuando la entonces concejala trató de interrumpir el monólogo al considerar que las bromas eran machistas y "no adecuadas".

 

"Puede que vosotros no os hayáis sentido ofendidos, porque quizás no formáis parte de estos colectivos, pero sí se han hecho bromas de carácter sexual que no son adecuadas y que nosotros trabajamos cada día para visibilizar estas agresiones", explicó tras pedir el micrófono al monologuista.

Este breve discurso le valió las críticas, abucheos y pitadas de parte de los espectadores. También las críticas de algunos compañeros de gobierno que la acusan de censurar el espectáculo y de creerse "moralmente superior al resto".