El Consejo de Ministros ha dado su visto bueno este martes el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) para la Salud de Vanguardia, cuya previsión de contribución al Producto Interior Bruto (PIB) es de 4.335,496 millones de euros, con una generación de 12.688 puestos de trabajo. Así lo ha detallado en rueda de prensa la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, quien ha recordado que el plan contempla una inversión de 1.469 millones de euros entre 2021 y 2023, de los 982 se van a invertir desde el sector público y 487 millones de euros desde el privado, para "transformar" el Sistema Nacional de Salud (SNS).

"Con este proyecto estratégico, las personas ganarán en salud, seguridad y esperanza. Y España avanzará en las transformaciones necesarias para que este país sea más competitivo, equitativo, cohesionado y próspero, así como más resiliente ante futuras amenazas", ha destacado Morant. La responsable de Ciencia ha asegurado que se trata de un "proyecto transformador" con varios objetivos estratégicos, como posicionar a España como país líder en la innovación y desarrollo de terapias avanzadas, orientadas a la curación de enfermedades como la diabetes, las enfermedades neurodegenerativas, o el ELA, entre otras.

"Se trata de garantizar y hacer sostenible desde el punto de vista financiero la prestación para el Sistema Nacional de Salud de los sistemas de salud de vanguardia para todos los ciudadanos y de apoyar las excelentes capacidades de investigación, innovación y desarrollo clínico que tenemos en nuestras universidades, centros de investigación y sistema hospitalario", ha añadido. Asimismo, también se pretende impulsar la implementación equitativa de una Medicina Personalizada de Precisión, "favoreciendo el refuerzo, el desarrollo y la creación de empresas competitivas basadas en la generación de conocimiento aplicable a este objetivo".

Un Sistema Nacional de Salud digital para "mejorar la prevención, el diagnóstico, el tratamiento, la rehabilitación y la investigación"

"Queremos que cada paciente reciba el tratamiento más efectivo frente a su enfermedad, único y de precisión", ha esgrimido Morant. También se recoge desarrollar un Sistema Nacional de Salud digital, con "una base de datos integrada que permita la recogida, el tratamiento, el análisis y la explotación de los datos procedentes de las distintas fuentes para mejorar la prevención, el diagnóstico, el tratamiento, la rehabilitación y la investigación". La titular de Ciencia ha explicado que, en suma, se trata de "contribuir a la prosperidad a la creación de empleo" desde el sector sanitario, que "es muy importante en nuestro país".

En este sentido, ha recordado que el total del gasto sanitario público en 2019 fue de 75.025 millones de euros en Sanidad, lo que supone el 6 por ciento del PIB. Para la coordinación de este proyecto, se establece un sistema de gobernanza interministerial, a través de un grupo de trabajo presidido por la ministra de Ciencia e Innovación y por la ministra de Sanidad, Carolina Darias, e integrado por representantes de todos los departamentos ministeriales participantes en el PERTE.

De la 'Alianza Salud de Vanguardia' a la contribución al PIB

Asimismo, este PERTE sanitario contempla la creación de la 'Alianza Salud de Vanguardia', un foro de discusión en el que participarán las empresas del sector biotecnológico y farmacéutico, las administraciones públicas (Ministerios y CCAA), los centros asistenciales (hospitales y centros de Atención Primaria) y los centros y departamentos de investigación (OPI, IIS, fundaciones o universidades). El objetivo es "facilitar el intercambio de ideas, especialmente en el marco de la coprogramación y cofinanciación de proyectos en el futuro".

Según las previsiones del Ejecutivo detalladas por Morant, este plan generará una contribución al PIB de 4.335,496 millones de euros, de los que 2.176,496 para actuaciones innovadoras y de transformación del SNS, 1.159 en digitalización y 1.000 en fortalecimiento y desarrollo industrial. Esto se traduciría en 12.688 puestos de trabajo: 9.141 por las actuaciones innovadoras y de transformación del SNS, 1.527 por la digitalización y, finalmente, 2.020 por el fortalecimiento y desarrollo industrial. Junto con todo esto, Morant ha apuntado que el objetivo es reducir en un 30 por ciento las diferencias interterritoriales en años de vida saludables tras los 65 anos.

Este proyecto estratégico engloba y coordina dos agendas de inversión específicas: una dirigida al tejido científico y otra dirigida al tejido empresarial, fomentando, de forma particular, las alianzas científico-empresariales. Estas agendas de inversión se articulan a través de los siguientes instrumentos: convocatorias orientadas al tejido científico, al tejido industrial, y a proyectos de colaboración combinando ambas agendas de inversión; creación de una estructura de I+D+I para terapias avanzadas en red que permita vertebrar las capacidades existentes en todo el Estado; o la creación de un vehículo de inversión público-privada en terapias avanzadas (sociedad mercantil público-privada) con participación de empresas con capacidad de producción en España.

Asimismo, se incluyen elementos de coordinación e identificación temprana de capacidades y necesidades del Sistema Nacional de Salud; la compra pública innovadora y pre-comercial; convenios con CCAA y acuerdos en conferencia sectorial; iniciativas privadas y proyectos co-programados en el seno de la Alianza Salud de Vanguardia con el liderazgo del sector industrial; y licitaciones públicas.