El Gobierno de coalición ha dado luz verde a la validación de la reforma laboral con los apoyos de algunas de las fuerzas de la investidura y parte de la derecha, lo que ha provocado una ruptura entre el Gobierno y Esquerra Republicana y PNV.

Los apoyos, muy ajustados, han resultado en 175 'sí' frente a los 174 'no', y han sido todo un misterio hasta el final de la votación. Parecía que la decisión in extremis de votar favorablemente de Unión del Pueblo Navarro permitía validar el decreto, pero finalmente sus dos diputados (Sergio Sayas y Carlos García Adanero) se han saltado el mandato de la directiva al votar 'no', dejando la votación más estrecha si cabe.

Ha sido entonces un voto telemático que ha emitido por error un diputado del PP, Alberto Casero, el que ha salvado la validación de la reforma en el último segundo. Desde el PP amenazan con recurrir a los tribunales pues afirman que ha sido un fallo informático lo que ha provocado el voto equivocado del diputado.

Han dado su 'sí', anunciado y a conciencia, Ciudadanos, PDeCAT, Más País, Compromís, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Partido Regionalista de Cantabria y Teruel Existe.

Cabe recordar que la reforma del Gobierno de coalición ya entró en vigor a finales del mes de enero, pero el real decreto ley aún tenía que ser convalidado en la Cámara Baja.

Entre las medidas que contemplan se encuentra la restricción de los contratos temporales, modificaciones en la subcontratación para que se apliquen los convenios colectivos o el fomento de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) para evitar despidos colectivos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado que "lo más importante, más allá de los números (de la votación), son los 20 millones de trabajadores y trabajadoras que se van a ver beneficiados de esta reforma laboral". "Creo que es un gran éxito, y es le gran éxito de la ciudadanía española. Muchos van a ver alterados sus contratos: de precarios, a fijos", ha celebrado el jefe del Ejecutivo.

Consecuencias a los votos díscolos de UPN

La dirección de UPN ya ha exigido a los dos únicos diputados del Congreso que entreguen su acta como consecuencia de su "deslealtad" al votar 'no' a la reforma laboral.

Es destacable además que los socialistas, al conocer el día anterior que supuestamente había acuerdo con UPN para votar 'sí', habían retirado su reprobación al alcalde de Pamplona. Ahora han anunciado que votarán a favor de la reprobación del primer edil.

ERC y PNV explican su 'no'

La reforma laboral no modifica, sin embargo, el coste de los despidos para la empresa. Algo que ha criticado el partido de Gabriel Rufián, que ha cuestionado que se apruebe una norma que haya recibido el visto bueno de la CEOE porque, para ellos, esto indica que no se han dado los cambios suficientes para acabar con las medidas introducidas por el Gobierno del PP.

A su juicio, "ni el ministerio ni el Gobierno han querido recuperar una indemnización justa frente a despidos injustos", pese a que contaban con el apoyo de la izquierda para hacerlo.

Y pese a que el Gobierno ha estirado hasta el último minuto el diálogo, para que al menos hubiese abstención por parte de ERC y el PNV, la maniobra no ha dado sus frutos. Apuntan fuentes cercanas a laSexta que Rufián consideraba que la negociación llegó a un punto que era un círculo vicioso, lleno de "falta de garantías y con un problema grave de comunicación ", y por ello, apuntan las mismas fuentes, el portavoz de ERC asume que si la aprobación de la reforma dependiese de su voto, este seguiría siendo un 'no'.

Igual de crítico se ha mostrado Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Hemiciclo, que se ha referido a los que "hoy se tienen que tragar una bola de hiel por aprobarla con gente que no está a favor de la norma". El diputado vasco también ha mencionado a "aquellos que se han hecho los sordos, a pesar de los avisos que tuvieron". "Se lo advertimos a los sindicatos, a la patronal, al Ministerio de Trabajo y al presidente, que no podíamos mirar para otro lado y lo han tenido en su mano", ha agregado.

Sí ha querido agradecer el "esfuerzo y la voluntad" de Yolanda Díaz "para llegar a un acuerdo" pese a que no ha dado sus frutos.

Primera vez que sindicatos y patronal dan el visto bueno a una reforma laboral

Esta es la primera vez que una reforma de este tipo cuenta con el aval de sindicatos y patronal, y eso ha destacado Ciudadanos para dar su visto bueno. "La han hecho los agentes sociales y es la norma menos sanchista de la legislatura, no tiene nada que ver con lo que prometían Sánchez y Podemos", ha dicho Inés Arrimadas esta mañana en el Hemiciclo.

La líder de la formación naranja ha argumentado que algunas fuerzas como EH Bildu decían que "se iba a derogar íntegramente" y se ha dirigido a la ministra de Trabajo cuestionando "el poco entusiasmo que ha tenido al defender la reforma".