Los votantes de Vox, aunque de ideología muy conservadora, son los que más se divorcian de todas las formaciones políticas, con un 8,4% de su electorado (hasta el 14 % si se suman las separaciones) y, además, tampoco son especialmente religiosos, ya que los del PP les superan con creces.

Estos son algunos de los datos que refleja el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de julio, en el que el partido de Santiago Abascal es el que más divorciados y separados registra (14% del total), seguido a bastante distancia de Podemos (8,5%), PSOE (8,2%), PP (6,7%) y Ciudadanos (5,5%).

Sobre la confesión religiosa de los votantes, un 56,9% de los que elige la papeleta del PP se declara católico practicante, mientras que los de Vox suponen un 29,9%, un 19,9% los socialistas, 19,5 los que optan por el partido naranja y solo un 4,5 los que votan a Podemos.

De misa dominical y festivos son sobre todo los que se decantan por el PP (28,2%) y los que eligen a Vox (15,5%), porque entre los votantes religiosos del partido de Albert Rivera los que acuden a la iglesia cada domingo bajan al 9,1%, al 8,8% por ciento los socialistas y hasta el 2,5 de los morados.

También destaca el porcentaje de ateos entre las filas de Vox, un 11,2%, muchos más que los del PP (1,7%) e incluso que Ciudadanos (6,5%). Los ateos dentro de los votantes socialistas suponen el 13% y en Podemos llegan al 28%.

Vox sobresale igualmente por la elevada proporción que tiene de electores varones (un 70,1%), encabezando una lista en la que el segundo puesto se lo disputan Ciudadanos (50,9%) y Podemos (50,8%), seguido del PSOE (46,3%).

Por el contrario, el partido de ultraderecha tiene el menor índice de mujeres votantes (29,9%), que, según el CIS, se ven mejor representadas en el PP (56,2%) y el PSOE (53,7%), mientras que Podemos (49,2%) y Ciudadanos (49,1%) prácticamente empatan.

En cuanto al nivel educativo, el PSOE (6,7%) y el PP (5,2%) acumulan el mayor número de electores sin estudios, situándose en el otro extremo Cs (2%), Podemos (0,8%) y Vox (0,9%). La mayoría de los universitarios se concentran precisamente en estas tres fuerzas, sobre todo en Podemos (36,2%), al que siguen Cs (30%) y Vox (28%). El PP, con un 21,7% de universitarios, y el PSOE con un 20%, se sitúan en la cola de las cuatro principales formaciones.

Otro aspecto importante que muestra el sondeo del CIS es el perfil de edad de los votantes, y así el PP es el que tiene más tirón entre los jubilados (46,4%), mientras que Podemos, con un 7,7%, y Vox, con un 9,3 %, son a los que menos apoyan. En el medio están el PSOE, con un 27,1% de votantes de más de 65 años, y Ciudadanos, con un 14,3%.

Los votantes más jóvenes, de 18 a 24 años, se decantan sobre todo por Podemos (un 13,4%) y salvo el PP, que solo tiene un 2,9% de respaldo muy joven, el resto de partidos, incluido Vox, se mueven en el entorno del 7-8%.

Precisamente, la edad de los votantes condiciona también otra de las variables que resalta el instituto demoscópico al concluir que el PP, con un 13,9 5, es el partido que más votantes viudos tiene, seguido de los socialistas, con un 10,5 %. Al otro extremo se sitúan las formaciones que tienen una base electoral mucho más joven y por eso parece lógico pensar que menos viudos: Vox (4,7 %), Ciudadanos (4,4 %) y Podemos (1,2 %).