José Manuel Bermúdez, de Coalición Canaria, ha recuperado la Alcaldía de Santa Cruz de Tenerife al prosperar la moción de censura presentada por este partido, el PP y una edil no adscrita contra la alcaldesa de capital tinerfeña, Patricia Hernández, del PSOE.

Bermúdez, que ya ha sido alcalde en los dos últimos mandatos, recupera para Coalición Canaria la alcaldía, partido que, salvo este último año, ha gobernado la capital tinerfeña en las últimas cuatro décadas.

José Manuel Bermúdez ha contado con los 10 votos a favor de su grupo, CC-PNC, los tres del PP y el de la edil no adscrita Evelyn Alonso, mientras que la moción fue rechazada por los 9 concejales del grupo Socialista, la edil de Ciudadanos (Cs) Matilde Zambudio y los tres representantes de Unidas Podemos.

La moción se ha discutido en una tensa sesión plenaria en la que el candidato a la Alcaldía, José Manuel Bermúdez, acusó a Patricia Hernández de haber paralizado la ciudad y ésta le recriminó que la censura obedece a que CC necesita el poder como el aire los demás para seguir respirando, junto al miedo a que se denuncien sus "tropelías" ante la Fiscalía.

El triunfo de la moción de censura, que fue seguida desde el exterior de la sede del consistorio por manifestantes contrarios a la iniciativa, significa el retorno a la Alcaldía de José Manuel Bermúdez, quien fue regidor de Santa Cruz de 2011 a 2015 en pacto con el PSOE, y de 2015 hasta junio del año pasado con el apoyo del PP.

José Manuel Bermúdez justificó la moción de censura en la deficiente gestión que según sus proponentes ha realizado el grupo de gobierno (PSOE y Cs) en el último año, en el que Santa Cruz de Tenerife "ha ido hacia atrás inexorablemente" y la ciudad ha terminado padeciendo "una auténtica involución".

Mientras que CC-PNC, que ganó las elecciones locales de 2019, dejó un consistorio saneado financieramente y una ciudad fortalecida, la situación ahora es de parálisis y estancamiento progresivo ante la falta de liderazgo y de dirección de un gobierno municipal que, en su opinión, carece de hoja de ruta.

Patricia Hernández dijo en su intervención que CC ha acabado confundiendo el Ayuntamiento con la sede del partido porque lo considera de su propiedad y entiende como ilegítimo cualquier gobierno en el que no estén los nacionalistas.

Aparte del "ansia de poder" la otra razón de esta moción de censura "sin relato" es que "apartemos la luz de los expedientes turbios y de que sigamos dando cuenta a la Fiscalía de muchas tropelías, este es el cemento que les une", añadió. Aseguró que CC no tiene proyecto alternativo porque lleva dos mandatos presentando infografías "y sencillamente, no tiene proyecto, está agotado, falto de ideas y de discurso", aseveró dirigiéndose a Bermúdez.