Cataluña y la Comunidad Foral de Navarra están siendo muy golpeadas por la pandemia de coronavirus en nuestro país. En la primera este domingo se registraron 1.843 contagios, mientras que en la segunda, según ha informado su presidenta, se han superado los 600 este lunes. Unas cifras que acercan la situación crítica a las dos regiones.

A falta de los datos oficiales de este lunes, los datos de este domingo en Cataluña indican que se notificaron 1.843 positivos nuevos, lo que aumenta a 186.294 los casos totales desde que comenzara la pandemia. Mientras que los fallecidos han aumentado a 13.499 tras registrar 16 muertes en el día de ayer. Además, 71 pacientes fueron hospitalizados y 15, ingresados en UCI.

En Navarra, los últimos datos oficiales datan del viernes, cuando se anotaron 449 casos de COVID-19, cuatro fallecimientos y 27 hospitalizaciones. Sin embargo, la situación ha empeorado durante el fin de semana y, según ha explicado María Chivite en una entrevista, hoy se han apuntado más de 600 contagios nuevos.

En este sentido, la presidenta navarra ha apuntado en 'Cadena Ser' que "los datos son malos y parece que hoy tenemos los peores". Esto, ha dicho, justifica las restricciones de aforo y horario que se han entrado en vigor hoy a las 00:00 horas: reuniones limitadas a seis personas, aforos al 30% en el interior de los restaurantes y al 50% en las terrazas, aforo de 40% en los comercios y prohibida la venta de alcohol a partir de las 22:00 horas.

Navarra aplica restricciones horarias y de aforo, mientras que Cataluña insta a retomar el teletrabajo y las clases telemáticas

Preguntada por una posible aplicación del estado de alarma en Navarra, María Chivite ha apuntado que no lo ve necesario porque "los jueces han ratificado todas las medidas" que han implementado para frenar los contagios. Y aunque sí ha advertido de que "no le va a temblar la mano para aplicar medidas más duras", descarta el cierre de la región por el momento.

A pesar de que Navarra cuenta con una incidencia alta por el aumento de casos, no cumple con los otros dos requisitos para aplicar confinamientos perimetrales: índice de PCR positivas superior al 10% y un índice de ocupación de UCIs superior al 35%.

Cataluña, por su parte, hizo este domingo un llamamiento "a la ciudadanía y empresas a no bajar la guardia para evitar llegar a una situación crítica en los próximos días". Por ello, instaron a la población a reducir los contactos sociales y a salir de casa solo para lo que sea necesario, y pidieron retomar el teletrabajo y las clases telemáticas a los niveles de marzo y abril.