El 24 de marzo de 2020, tan solo 10 días después del inicio del estado de alarma y en plena primera ola de la pandemia que asolaba -y asola- España, el periodista Antonio Maestre publicó en laSexta imágenes de una UCI del Hospital Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes, totalmente equipada y sin embargo, cerrada. Tenía seis camas.

Entonces, la presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, tachó la información de "bulo", aunque añadió que abrirían pronto esas camas. Y así lo hizo. "Jamás se abrió porque su utilidad estaba a la espera de uso. Y llegó: ahora pasará de 8 respiradores COVID a 22", escribió Ayuso en un tuit el mencionado día. Sin embargo, casi ocho meses después, el equipo de Salvados ha demostrado que hay otras 16 que siguen cerradas tras una puerta con candado.

También en marzo la dirección del centro sanitario respondió a Antonio Maestre que, al ver que las camas ya eran necesarias, habilitarían "en 7 días" y "motu propio" estas habitaciones. De hecho, dijeron ese 24 de marzo que "en las próximas horas" acogerían a pacientes. Después se negaron a volver a responder y mostraron especial interés por saber quiénes habían filtrado dicha información a los medios.

Han pasado más de siete meses y el mismo hospital tiene otros 16 espacios UCI cerrados, como ha comprobado Salvados. Tanto el Hospital Infanta Sofía como la Comunidad de Madrid se han negado a responder al programa de laSexta. Estos 16 boxes UCI se corresponden con una ampliación licitada y preparada para el hospital en 2017. Las obras están hechas y solo faltan camas y respiradores, pero tienen suministro para empezar a funcionar. Es decir: en marzo el hospital de San Sebastián de los Reyes tenía 22 espacios UCI equipados y sin utilizar; tras la denuncia de laSexta, la Comunidad de Madrid puso en funcionamiento las seis camas descubiertas por Antonio Maestre, pero había otras 16 de las que nadie tenía conocimiento y que siguieron escondidas.

Quienes sí han respondido a Salvados, bajo anonimato para no sufrir represalias, son dos trabajadores de dicho centro médico. Ambos tienen más de 10 años de experiencia profesional y trataron pacientes COVID en la primera ola. "Está todo preparado", dijo uno de ellos, que añadió: "Esa zona siempre ha estado ahí, pero no sabíamos que estuviera tan dotada. Es como si estuviera hecho todo a la vez, y este hospital tiene más de diez años", añadió.

¿Podría ser que se hubieran preparado dichas estancias durante la pandemia? "Lo habría sabido cualquier trabajador", respondió uno de los sanitarios. El Hospital Infanta Sofía tiene un total de 14 camas UCI disponibles: ocho que tenía antes de la pandemia y seis más que se añadieron cuando llegó lo peor de la COVID-19 tras la denuncia de Antonio Maestre. Son dos menos que las 16 boxes UCI que están prácticamente preparados y sin utilizar bajo una puerta con candado.

"Cuesta mucho entender por qué se construyen nuevos hospitales a toda prisa mientras existen plantas clausuradas casi listas para su uso en otros lugares", reflexionaba anoche Gonzo, el presentador de Salvados, tras emitir estas impactantes imágenes. Se refiere al Hospital Isabel Zendal construido en tiempo récord y cuya entrega ha sido publicitada a bombo y platillo.

Maestre, el primero en desvelar esta información, se mostraba medianamente satisfecho al ver las imágenes de Salvados que demostraban lo que él ya había denunciado: "A veces este curro es jodido. Tuve que soportar a 'periodistas' que se pusieron de lado de la propaganda para difamarme. Pero la verdad suele aflorar. Aunque cueste tiempo", escribió en Twitter.