El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón no ha tardado ni 24 horas en citar como investigado al expresidente del BBVA, Francisco González, por los presuntos delitos de cohecho y revelación de secretos. Tendrá que comparecer el lunes 18 de noviembre.

La Fiscalía Anticorrupción había pedido este miércoles su imputación en la causa que investiga la presunta contratación por parte del banco del excomisario José Manuel Villarejo a partir de 2004, cuando la constructora Sacyr inició un movimiento para tratar de tomar el control del grupo bancario.

Se investiga si el BBVA contrató a Villarejo para tareas de espionaje cuando Sacyr trataba de tomar el control del banco.

El magistrado sospecha que "la cúpula" del BBVA consintió la contratación de Villarejo, en prisión provisional, para tareas de información y espionaje, en vista del "beneficio personal y empresarial" que le podían reportar. El excomisario habría desempeñado diversas tareas para el banco durante más de una década y facturando a cambio una cantidad que ronda los 10 millones de euros.

González, citado el 18 de noviembre

El expresidente de BBVA, Francisco González, tras conocer la petición de la fiscalía emitió un comunicado reafirmando "su plena disposición a colaborar con la Justicia". El exbanquero ya se puso a disposición del Tribunal cuando el pasado 30 de julio se imputó al BBVA como persona jurídica en la investigación abierta sobre los servicios que la empresa Cenyt, vinculada al excomisario Villarejo, prestó al banco.

En un comunicado este miércoles, el expresidente del BBVA mostró su "plena disposición a colaborar con la justicia".

González abandonó en marzo todos sus cargos en el banco porque, decía, no quería "dañar a la entidad". Desde el BBVA, sin embargo, sí reconocen que se ha perjudicado a la reputación de la entidad. Más de una decena de altos cargos del banco, en aquella época, ya han declarado en la Audiencia Nacional por esos presuntos pagos.

Se amplía la lista de citaciones

El juez también ha convocado además para el 19 de noviembre a Juan Asúa, asesor de cabecera del actual presidente de la entidad financiera, Carlos Torres, quien en diciembre de 2018 le nombró Senior Advisor to the Chairman; y a Eduardo Arbizu, que hasta el pasado mes de julio, cuando fue cesado al conocerse la imputación del BBVA, ostentaba el cargo de responsable de Regulación y Control Interno del BBVA.

La investigación de esta pieza cogerá así nuevo impulso a partir del próximo lunes. Finalmente, después de una citación que se ha suspendido dos veces por razones de agenda del juzgado y relativas a la defensa, el representante legal del BBVA declarará el 20 de noviembre.

Asimismo, el juez prevé tomar declaración a personas del entorno de Villarejo, como el policía que en segunda actividad trabajaba para una de sus empresas, Antonio Bonilla, y que ya está imputado en otras piezas de la causa, por la participación que pudo tener en la ejecución de los encargos realizados para el BBVA y que iban desde supuestas tareas de espionaje para frustrar la entrada en el banco de la constructora Sacyr, hasta frenar la presunta extorsión de una asociación de consumidores pasando por analizar la situación de morosos como Martinsa o Prasa.