Después de que anunciara su abandono de la política, todo han sido buenas palabras hoy para el ya exlíder popular Pablo Casado. "Bueno, muy bueno", así ha definido el discurso de ayer de Casado el ahora presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, a su llegada al palacio de congresos de Sevilla donde se ha celebrado el cónclave popular.

Sobre la renuncia al escaño de Casado, Cuca Gamarra, que formó parte de su cúpula, ha afirmado que es una "decisión personal" que entiende "perfectamente", mientras que el andaluz Juanma Moreno ha calificado el discurso de "cariñoso, afectivo y generoso" y ha agradecido a Casado su "enorme generosidad" y esfuerzo en una etapa "complicadísima" para el PP por la posibilidad de que Vox y Cs superaran al PP.

Cree Moreno que Casado "ha estado a la altura de las circunstancias y la altura de las necesidades del PP", mientras que de la renuncia al escaño ha apuntado que se trata de una decisión personal que sospecha le habrá resultado "muy difícil" porque "es un animal político".

También el líder de Castilla y León y, precisamente, el primer presidente en abrir la puerta a Vox en su Gobierno, Alfonso Fernández Mañueco, ha agradecido a Casado el "gesto de responsabilidad", que hay que respetar ya que, dice "ha hecho una labor muy importante".

Aunque deje el escaño, el partido "no lo va a dejar nunca porque el partido es su vida como es la mía y como es la de tanta gente", ha apuntado Mañueco, que además ha elogiado a Feijóo como un "político ganador" que ha devuelto la ilusión al PP.

López Miras: "Había que cerrar esa crisis"

También el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, considera que Casado, por el que siente un "afecto personal", estuvo "a la altura de las circunstancias" y ha recalcado que el partido "tiene mucho que agradecerle", como a los demás expresidentes del PP, al tiempo que ha sostenido que "todos" en el partido habrían deseado que la crisis se resolviera "de otra manera".

"Pero la realidad es la que es, había que cerrar esa crisis lo antes posible, se hizo de la mejor manera posible, hoy cicatriza esa herida que se abrió y además lo hacemos con el mejor líder posible que es Alberto Núñez Feijóo", ha agregado Miras, que cree que el partido sale ahora "fuerte, unido y cohesionado" y "hoy empieza algo bueno para España, que es un Gobierno del PP".

Ana Beltrán, presidenta del PP de Navarra que permaneció al lado de Casado durante la crisis, ha mostrado su tristeza porque deje el escaño aunque "humanamente" lo entiende y ha destacado lo duro, rápido e inesperado de lo ocurrido, para concluir que "así es la política, aunque a veces parece difícil entenderla" y que se abre una nueva etapa.

La otra protagonista de la inédita crisis que ha provocado el cónclave y el relevo de Casado, Isabel Díaz Ayuso, no ha hecho declaraciones. Otra dura crítica con Casado, Cayetana Álvarez de Toledo, sí ha dicho lo que pensaba, aunque de manera escueta: "Me parece correcto".