Santiago Abascal, el presidente de Vox, ha señalado durante un desayuno coloquio que "va a trabajar para dar información, asistencia y alternativas a las mujeres embarazadas para que la cultura de la muerte, que en estos momento se ha instaurado en la sociedad, se convierta en una cultura de la vida".

Además, ha asegurado que estarán "muy atentos a las legislaciones de los países del norte de Europa, que han conseguido reducir de una manera extraordinaria el aborto".

También se ha referido al matrimonio, señalando que "es la unión entre un hombre y una mujer" y ha insistido en que no se debe reconocer el matrimonio homosexual: "Es esencial cambiar su nombre".

Además, durante su intervención ha hecho referencia a la legalidad del sistema de financiación de su partido, asegurando que todos los fondos han sido auditados por una empresa y entregados al Tribunal de Cuentas.