El presidente ruso, Vladímir Putin, ha admitido este miércoles que las acciones militares en Ucrania podrían alargarse en el tiempo, pero ha descartado una segunda ola de movilización de reservistas. Igualmente, ha asegurado que Rusia "bajo ninguna condición" será la primera en utilizar su arsenal nuclear.

"Por supuesto, esto puede ser un proceso prolongado", ha dicho el mandatario durante la reunión del consejo de derechos humanos adscrito al Kremlin. Al mismo tiempo, Putin ha subrayado que sería un error no reconocer que en Rusia "han aparecido nuevos territorios", en alusión a las cuatro regiones ucranianas anexionadas en septiembre (Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia). "Es un resultado significativo para Rusia. Y el mar de Azov se ha convertido en un mar interior de Rusia. Son cosas serias. Pedro el Grande ya luchó por encontrar una salida al Azov", ha dicho.

Los referendos celebrados en esos cuatro territorios demostraron, según el jefe del Kremlin, que sus habitantes quieren vivir con Rusia. "Y ese es el resultado más importante. Ahora, ellos están con nosotros. Y son millones de personas. Eso es lo principal", ha insistido.

Putin ha utilizado la palabra "guerra" para asegurar que no fue Rusia la que inició los combates en el Donbás en 2014, cuando estalló la sublevación prorrusa contra Kiev.

A su vez, ha descartado una segunda ola de movilización de reservistas con el objetivo de reforzar a las tropas que ya combaten Ucrania. "Esos rumores (...) no tienen sentido. A día de hoy, no hay ninguna necesidad de ello ni para el Estado ni para el Ministerio de Defensa", ha dicho.

El líder ruso ha explicado que la mitad de los reservistas, 150.000, se han sumado al contingente desplegado en Ucrania, de los que sólo 77.000 forman parte de unidades de combate. "La mitad de todos los movilizados se encuentran aún en polígonos militares o centros de entrenamiento del Ministerio de Defensa (...), son lo conocido como reserva militar", ha precisado.

"Rusia no será la primera en utilizar armas nucleares"

Por otro lado, Putin ha asegurado que Rusia "bajo ninguna condición" será la primera en utilizar su arsenal nuclear: "Rusia, bajo ninguna condición, será la primera en utilizarlas (sus armas nucleares)". A la vez, el líder ruso ha reconocido que crece la amenaza de una guerra nuclear.

"La amenaza de una guerra nuclear aumenta, para qué nos vamos a engañar", ha dicho.

Al ser preguntado sobre el despliegue de armas tácticas estadounidenses en países europeos, Putin ha asegurado que Rusia no cederá su arsenal a nadie, ni siquiera a sus aliados. "Las armas nucleares estadounidenses se encuentran en gran cantidad en territorio europeo. Nosotros no hemos transferido nuestras armas nucleares a nadie y no lo vamos a hacer", ha afirmado Putin.

Asimismo, ha dicho que Moscú defenderá a sus aliados "con todos los medios a su alcance" en caso de necesidad. El mandatario ruso ha insistido en que las armas nucleares del país se encuentran en un estado "más avanzado y moderno" que el arsenal de otras potencias atómicas.