La familia de George Floyd pide poner fin a los disturbios y a la violencia en las calles. Su hermano Terrence acudió a un acto en homenaje a George en el lugar donde murió a manos de la Policía. Allí, Terrence, visiblemente afectado, hincó su rodilla en el suelo, aludiendo al gesto que provocó la asfixia de su hermano mientras estaba siendo detenido.

Con la ayuda de un megáfono, Terrence quiso dirigirse a los manifestantes. "Si yo no estoy volviéndome loco, si yo no estoy reventando cosas, si yo no estoy destrozando mi comunidad, ¿qué estáis haciendo vosotros? ¿Qué hacéis? ¡No hacéis nada! Porque eso no va a hacer que mi hermano vuelva", afirmó el joven, que defendió la importancia de cambiar las cosas a través del voto.

 

"Vamos a hacer esto de otra manera. Dejemos de pensar que no importamos y salgamos a votar. No solo votar en las presidenciales, también en las primarias. ¡En todo! ¡Educaos! ¡No esperéis a que vengan a daros lecciones! ¡Educaos y sabed a quién estáis votando! ¡Ahí le vamos a dar! ¡Porque somos muchos!", añadió Terrence en su discurso.

En varias entrevistas a medios, y en la misma línea, Terrence ha defendido que su hermano "era un hombre de paz" y pidió a los manifestantes "canalizar su ira a otra parte". "No destroces tu ciudad. Todo esto no es necesario porque si su propia familia y sangre no lo están haciendo, ¿por qué lo haces tú?", apuntó en la cadena ABC.

La autopsia encargada por la familia habla de homicidio y apunta a muerte por asfixia.

Según la autopsia encargada por la familia, George Floyd murió de asfixia en el lugar de la detención. La asfixia fue provocada por una compresión continuada del cuello y la espalda que provocaron una falta de riego sanguíneo al cerebro, según explicó ayer en rueda de prensa un abogado de la familia. La doctora Allecia Wilson, responsable de esta autopsia, describe como "homicidio" la muerte de Floyd y explica que estaba "muerto en el lugar" de la detención. "La ambulancia fue su coche fúnebre", añadió la doctora.

Horas después de conocerse este examen médico se hacía pública la autopsia oficial. Así, el forense del condado de Hennepin determina que su fallecimiento fue un homicidio.

Según el documento, publicado por 'The Washington Post', Floyd pereció de "paro cardiopulmonar que se complicó con el subyugamiento, limitación y compresión del cuello". Añadió que la víctima sufrió las lesiones que llevaron a su fallecimiento cuando fue inmovilizado por las fuerzas del orden.

Este informe contradice entonces el examen médico preliminar, que se incluyó en la denuncia contra Chauvin (el policía detenido acusado de asesinato en tercer grado y homicidio imprudente) y que no encontró "hallazgos físicos que apoyen el diagnóstico de una asfixia traumática o estrangulamiento".

Nuevas imágenes de la detención de George Floyd

Un nuevo vídeo muestra a tres policías arrodillados sobre George Floyd mientras el hombre grita 'No puedo respirar'. Estas nuevas imágenes de la detención, desde otra perspectiva, demuestra que fueron varios los agentes que se abalanzaron sobre él provocando su asfixia.

Hasta ahora se habían difundido las imágenes en las que un agente, junto al coche patrulla, está arrodillado sobre el cuello de George Floyd. Pero este nuevo vídeo muestra una imagen más completa de lo sucedido.

Una oleada de protestas y violencia recorre EEUU

Las protestas por el caso Floyd, en su mayoría pacíficas, están dejando también violencia, ira y fuego en las calles. Unos disturbios raciales que no se daban en EEUU desde el asesinato de Luther King.

Por séptimo día consecutivo, la ola de indignación contra el racismo ha llegado hasta la misma Casa Blanca. Allí, se han producido duras cargas policiales contra los manifestantes. Justo antes de que entrara en vigor el toque de queda en el Distrito de Columbia, que alberga a Washington, la Policía despejó Lafayette Square empleando gases lacrimógenos.

Los agentes permitieron así que Donald Trump, rodeado de algunos de sus asesores, atravesara a pie el parque situado frente a la Casa Blanca para dirigirse a la iglesia episcopal de Saint John. Allí posó ante los medios con una biblia en la mano.

Las escenas de caos también se han repetido en Nueva York, donde incluso un coche de Policía arrolló a varias personas al verse rodeado. Si bien durante el día las manifestaciones fueron pacíficas, grupos de jóvenes optaron por la violencia caída ya la noche. Mientras en Mineápolis un camión se lanzó sin control contra una multitud que cortaba la autopista. Afortunadamente no provocó heridos más allá del propio conductor, que recibió una paliza por parte de los manifestantes y tuvo que ser hospitalizado.