Con la asistencias de familiares y amigos, los contrayentes protagonizaron las uniones cumpliendo con los protocolos y hasta hubo quien actuó como juez para "dar fe" de su unión. "Este día han decidido sellar su compromiso en un acto de fe y de amor. El matrimonio no es un destino final sino la continuación de un camino que ¡han decidido caminar juntos!", apuntó una mujer que actuó como maestra de ceremonias.

La comunidad LGBT fue la primera que llegó, en una especie de avanzada, a Tijuana y ya comenzó su solicitud de asilo político después de que se anotaron en una libreta en la garita de El Chaparral donde les anteceden unas 2.000 personas con peticiones previas.

Los 5.000 integrantes de la caravana migrante que entró a México el 19 de octubre, y que esta semana se estacionó en la ciudad de Tijuana, esperan reunirse en esta ciudad, informaron autoridades locales.

La mayor concentración de centroamericanos, en su mayoría hondureños, tiene lugar en el albergue que se instaló en el deportivo Benito Juárez en la popular zona norte de esta ciudad donde las autoridades registraron a 2.397 personas Dicen que esperan la llegada de otras 1.000 personas y que hay otras 1.500 estacionadas en la ciudad de Mexicali con posibilidades de llegar inminentemente.

Pareja LGTBI celebrando una boda en Tijuana | EFE