La electricidad en el mercado mayorista ha marcado para este martes su segundo precio medio diario más caro de todo el año, al situarse en 90,95 euros/megavatio hora (MWh), solo por debajo de los 94,99 euros/MWh que alcanzó el 8 de enero, cuando coincidiendo con el temporal Filomena llegó al segundo precio más caro en la historia. Por tramos horarios, el precio más alto para hoy es de 100 euros/MWh en el tramo de 20:00 a 21:00 horas y el mínimo de 81,20 euros/MWh de 04:00 a 06:00 horas, según los datos extraídos de la página web del Operador del Mercado Eléctrico (OMIE).

El precio medio de la electricidad para mañana (90,95 euros/MWh) es un 2,8% superior al que se marcó para este lunes, de 88,47 euros/MWh y que hasta ahora era el precio más caro en junio de este año. Aún así, los 90,95 euros/MWh para hoy están por debajo de los 103,76 euros de precio medio diario que marcó la luz el 11 de enero de 2012; de los 94,99 euros/MWh del 8 de enero de 2021; de los 93,11 euros del 8 de diciembre de 2013; de los 91,89 euros/MWh del 18 de diciembre de 2013 y de los 91,88 euros/MWh del 25 de enero de 2017.

Los precios del gas (utilizado en la generación de gas con ciclos combinados) en los mercados internacionales, pero especialmente los de los derechos de emisión de CO2, están impulsado al alza a los precios en el mercado eléctrico mayorista. El precio medio de los derechos de emisión en lo que va de mes de junio alcanza los 51,78 euros/tonelada, cerca de los 51,99 euros/tonelada con que cerró mayo.

En junio de 2020, mes en el que hasta el día 21 estuvo vigente el primer estado de alarma para frenar la pandemia del covid-19, el precio medio de los derechos de CO2 fue de 23,33 euros/tonelada, cifra sólo un poco menor a los 25,24 euros/tonelada de junio de 2019. El precio medio del presente año hasta la fecha casi dobla al precio medio anual que se registró en todo 2020 (24,75 euros/tonelada) y en todo 2019 (24,84 euros/tonelada).

La subida de la luz en el mercado mayorista en este junio ha coincidido con un cambio del sistema de tarifas, una de las partes del recibo de la luz, junto al precio de la electricidad en el mercado y los impuestos. El precio de la luz en el mercado mayorista tiene un peso del 35% en el recibo de los consumidores acogidos al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), conocido como tarifa regulada, que tienen 10,7 millones de consumidores en España (otros 16 millones están en el mercado libre) y que es necesario para solicitar el bono social eléctrico, un descuento en la factura de la luz para consumidores calificados como vulnerables.

El peso del cambio de sistema tarifario

Aunque el nuevo sistema tarifario, que introduce tres periodos de discriminación horaria -punta, llano y valle- y que entró en vigor el 1 de junio, no permite una comparación homogénea con facturas anteriores para un consumidor tipo, sí que parece que los altos precios en el mercado mayorista impulsarán al alza el recibo de junio con respecto al de mayo, que ya fue el más caro de 2021 -62,56 euros- y que superó al de enero.

No obstante, a un consumidor tipo -con una potencia contratada de 4,4 kilotavios y un consumo anual de 3.000 kilovatios hora (250 Kwh al mes), acogido a la tarifa regulada o PVPC, en los 14 primeros días de mayo la factura le ascendía a 49,32 euros. Con la nueva, en la que ya tendría tres periodos de discriminación horaria, suponiendo que, de los 250 KWh, hubiera consumido 70 KWh en horario punta (el más caro), 60 KWh en el llano (más barato que el anterior) y 120 KWh en el valle -el más barato y que va de 00:00 a 08:00 horas en los días laborables, y las 24 horas del día en los fines de semana y festivos-, y tuviera 4,4 KW para los dos periodos de potencia que hay ahora, le costaría 55,28 euros.

El recibo de la luz, disparado

En este sentido, según datos de Facua-Consumidores en acción, el recibo de la luz de un usuario medio se ha disparado un 45,4% en la primera quincena de junio. Según estimaciones de la asociación sobre la evolución de la tarifa regulada (PVPC), si se extrapolan a un mes completo los precios aplicados del 1 al 15 de junio, el recibo del usuario medio sufriría una subida interanual de 27,53 euros y se situaría en 88,11 euros (impuestos incluidos). De esta manera, junio apunta a la segunda factura más cara de toda la historia, teniendo por delante sólo los 88,66 euros del primer trimestre de 2012.

El incremento interanual de estos quince días representa para el usuario medio un 45,4% más con respecto a junio de 2020, cuando el recibo mensual se situó en 60,58 euros. La factura del usuario medio del pasado mayo fue de 82,13 euros. El usuario medio utilizado por Facua en sus análisis tiene una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y un consumo de 366 kilovatios hora (kWh) mensuales.

En cuanto a los porcentajes de consumo en los tres tramos horarios del nuevo sistema de facturación, la asociación ha tomado como referencia el actual perfil de usuario medio sin discriminación horaria publicado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC), que consume el 45% de la electricidad en el horario 'valle', el 29% en el horario 'punta' y el 26% en el horario 'llano'. Por su parte, el precio medio del kilovatio hora (kWh) del 1 al 15 de junio ha sido de 13,62 céntimos en horario 'valle' (impuestos incluidos), de 18,19 céntimos en horario 'llano' y de 30,35 céntimos en horario 'punta'.

En junio de 2020, el precio medio sin discriminación horaria fue de 11,31 céntimos, y un año antes, en junio de 2019, de 13,78 céntimos. En cuanto a la media del pasado mayo, fue de 17,20 céntimos. Según los datos de Facua, si se ponderan los consumos del usuario medio en cada tramo horario, el precio medio del kWh estos primeros quince días de junio asciende a 19,65 céntimos, un 73,7% por encima de los 11,31 de junio de 2020.