La Agencia Tributaria impulsará a través de su Plan de Control Tributario las personaciones en las sedes donde se realizan actividades económicas para combatir las conductas insolidarias de una parte reducida de contribuyentes.

Así, ha incluido los denominados "nidos de sociedades" o centros de "coworking" -en los que distintos profesionales comparten oficina- en su plan de visitas de este año, con el objetivo de verificar que cumplen sus obligaciones de carácter censal.

Esta es una de las novedades del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2022 publicado en el BOE, que también prevé complementar el plan de visitas con el envío de cartas aviso a determinados sectores para reforzar el cumplimiento voluntario.

Este envío de cartas forma parte del programa para impulsar la técnica de trabajo basada en el principio de "behavioural insights" de la OCDE para fomentar el cumplimiento voluntario por parte de los contribuyentes.

Con este objetivo, la Agencia creará un área de coordinación de análisis de riesgos "que integrará una visión sistemática y unificada de la asistencia al contribuyente y el control" y que revisará las diferentes figuras impositivas.

El plan también establece la vigilancia con mayor atención el recurso a programas de software de doble uso, ya prohibidos, o los contribuyentes que consignan reiteradamente bases imponibles negativas en el impuesto de sociedades, mientras que, entre las grandes empresas, dará prioridad a los sectores menos afectados por la pandemia.

Otros factores de especial vigilancia serán las operaciones en efectivo, las rentas de artistas o deportistas no residentes que actúan en territorio español o el uso de herramientas para "detectar incoherencias patrimoniales".

La lucha contra las tramas de fraude de IVA se centrarán en sectores como el del automóvil, los productos de consumo con origen asiático, los hidrocarburos o los alcoholes.

A su vez, se ampliará el colectivo de análisis de posibles contribuyentes no declarantes de IVA y, en el contexto de la colaboración con la Inspección de Trabajo, se analizarán sectores con esquemas de subcontrataciones frecuentes para comprobar la correcta tributación en IVA e IRPF de empresas que cuentan con trabajadores pretendidamente autónomos.