Junio llega con nuevas comisiones de los bancos para aquellas personas que guarden su dinero en cuentas corrientes sin cumplir los requisitos. Las entidades han endurecido las condiciones de vinculación para evitar las comisiones y, en ocasiones, los clientes deben tener contratados préstamos, seguros o productos de inversión.

Estas comisiones permitieron a los bancos ganar en comisiones más de 2.100 millones de euros, según ha apuntado la consultora Neovantas. Aunque hay que incidir en que no cobran en todas las cuentas.

Pero, ¿qué bancos son los que más comisiones nos van a cobrar a partir de junio por tener abierta una cuenta bancaria sin cumplir las exigentes condiciones para librarse de pagos?

Banco Santander

Según 'Helpmycash.com', El Banco Santander cobra hasta 240 euros al año a los clientes que no cumplen los requisitos para tener una cuenta sin comisiones. El gigante de Ana Botín aplica una comisión de 20 euros al mes a los clientes que no cumplan con los requisitos de su cuenta Santander One.

BBVA

Por su parte, el BBVA endurecerá a partir del 15 de junio los requisitos para no tener que pagar esas comisiones y también han subido lo que se paga: de 100 a 160 euros al año (40 euros al trimestre). Este cambio, por suerte para algunos, solo se aplicará a la Cuenta Va Contigo y el resto de productos del banco no sufrirán modificaciones importantes.

Ibercaja y Abanca

Los clientes de Ibercaja que incumplan los requisitos de su cuenta serán los que más pagarán este junio y es que tendrán que abonar los 60 euros semestrales que impone la entidad: en total 120 euros al año. Abanca también cobra las comisiones por semestres, aunque su tarifa es más baja: 50 euros cada seis meses que equivalen a 100 euros al año.

Sabadell, Unicaja y Kutxabank

Los clientes del Banco Sabadell pagarán una comisión trimestral de 30 euros si incumplen los requisitos de la Cuenta Expansión, lo que equivale a 90 euros anuales. Misma cifra que cobran las entidades Unicaja y Kutxabank.

Banco ING

Los clientes de ING con Cuenta Naranja y que tengan un saldo de 30.000 euros o más y que no tengan ingresos domiciliados tendrán que hacer frente a un pago mensual de 10 euros. En total 120 euros anuales, lo mismo que cobra Ibercaja.

Caixabank y Bankia

Caixabank, que es uno de los que tienen las comisiones más altas, no cobrará a sus clientes hasta julio de este año. Este banco cobra a los clientes que no cumplan sus condiciones un total de 60 euros trimestrales, lo que equivale a 240 anuales.

Además, Bankia -recientemente absorbida por Caixabank- cobra 168 euros anuales por el mantenimiento de las cuentas a los clientes que no cumplan sus requisitos.

Bankinter

Bankinter es uno de los bancos que menos comisiones cobra a sus clientes y es que su tarifa es de 22,50 euros cada seis meses a los clientes que no cumplan con sus exigencias. Un total de 45 euros al año.

¿Podemos hacer algo para que no nos cobren?

Lo más común, según dicen los expertos, es contratar una cuenta corriente online, que tiene pocas o ninguna comisión. Pero se pueden tener en cuenta otros factores para cumplir algunos de los requisitos que exigen los bancos. Los más habituales: tener una nómina de más de 600 euros o pensión de 300 euros domiciliada en la entidad, realizar un número de pagos con la tarjeta de crédito (suelen pedir hasta siete pagos) y contratar alguno de los productos del banco, como seguros, préstamos o hipotecas.

Pero ¿qué dicen los bancos? ¿cómo se defienden? El BBVA ha sido uno de los bancos que ha querido justificar en un comunicado esta medida. "Por la situación económica que vivimos", señala la entidad a razón de la crisis derivada de la pandemia de coronavirus. Necesitan una fuente de ingresos y lo hacen a través de las comisiones porque en 2020 todos los bancos en España perdieron más de 5.000 millones de euros.

En su comunicado, el BBVA también apunta a un "entorno competitivo". ¿Esto qué quiere decir? Que estamos en un entorno de tipos de interés bajo, lo que supone que los bancos están ganando muy poco dinero en la actualidad por uno de sus principales negocios, que es ganar dinero. Este cobro de comisiones ha llevado al Ministro de Consumo, Alberto Garzón, a recordar los derechos de los consumidores.