El partido se decidió por 6-0 y 7-6 a favor de la canadiense Katherine Sebov, pero la estadounidense Alycia Parks no se iba a marchar de este Abierto de Henderson en Las Vegas de cualquier forma...

La tenista local primero arrojó su raqueta contra el suelo y, tras saludar a su rival, comenzó a propinar puñetazos a Sebov por "estrujar su mano con mucha fuerza".

 

El revuelo causando provocó que el progenitor de Parks saltara desde la grada para defender a su hija, pero finalmente el juez de silla puso paz.

La Federación Internacional de Tenis ya ha abierto una investigación y aún se desconoce si se impondrá una sanción a las jugadoras.