Ni olvido ni perdono. Esa es la actitud de Valentino Rossi con Marc Márquez casi seis años después del altercado que los dos pilotos protagonizaron en Sepang durante el Gran Premio de Malasia de 2015.

En una entrevista concedida al 'Corriere della Sera', el de Tavulia ha recordado el incidente con el de Cervera, señalando que es "imperdonable".

"Imposible, lo que me hizo es imperdonable. Cuando pienso en aquellos días, tengo los mismos sentimientos que entonces. Y han pasado seis años, me parece difícil que eso pueda cambiar", ha señalado 'El Doctor'.

Paralelamente, el piloto de 42 años, que encarrila su vigésima campaña en MotoGP, se ha referido a la lesión de Márquez y los polémicos plazos de recuperación que han dilatado su regreso a las pistas.

"Creo que quiso volver demasiado pronto tras su operación y no entiendo cómo permitieron que eso sucediera. En su momento el doctor Costa fue un pionero en este sentido, revolucionó los tratamientos y los métodos de recuperación, abrió un caminó muy valioso. Después, llegó la recuperación relámpago de Lorenzo en Assen 2013, por lo que Dorna puso algunos límites para evitar riesgos. Pero con Márquez se saltaron todas las normas, quién sabe por qué", ha explicado el italiano.

"Tengo que dar una respuesta diplomática: siento mucho que no pueda correr. Si se recupera, algo que nadie sabe en estos momentos si ocurrirá, ni siquiera él, será tan fuerte como antes. Aunque Márquez no ha sido el rival más fuerte que he tenido", ha zanjado, dejando claro que cree que Marc regresará igual que como se fue.