Un Mundial virtual de Fórmula 1. Un piloto que no es un piloto. Y se posiciona entre los mejores. Thibaut Courtois ha sorprendido a todos con su habilidad a los mandos de un monoplaza... eso sí, en los videojuegos.

El portero del Real Madrid ha sustituido a Max Verstappen en Red Bull. Incluso hubo un comunicado de la escudería anunciando su fichaje.

"Estoy muy contento de correr este domingo junto a Alex Albon la carrera virtual y ser parte de la familia de Red Bull eSports. Comparten algunas cosas conmigo y me han ayudado a entrenarme las últimas semanas. Así que tengo muchas ganas de que llegue la carrera. Me encantan los juegos. Me he enfrentado ya a Alex varias veces y medirme con otros pilotos de F1 es increíble. Practicando las últimas semanas me he visto en mitad de la parrilla con lo que espero entrar en los puntos este fin de de semana", dice Red Bull.

 

Courtois debutó en el GP de Australia virtual y finalizó undécimo, a solo una posición de los puntos. La segunda prueba, el GP de China, se celebrará este domingo a las 19 horas.