Tras la ausencia de Valentino Rossi en el GP de Aragón por dar positivo en coronavirus, y con un mundial muy cuestionable para el italiano tras caerse en tres carreras consecutivas, Casey Stoner, quien fue uno de sus principales rivales, siente pena por el italiano.

Stoner se retiró a la edad de 27 años en 2012. Desde entonces nunca se ha arrepentido, y aunque ha seguido ligado al mundial como piloto de pruebas, no se plantea volver: "Definitivamente, no hay ninguna posibilidad de que vuelva a las carreras. Estaba muy seguro de mi decisión cuando la tomé en 2012 y nunca he mirado hacia atrás".

Rossi con más de 40 años sigue compitiendo. "Todo depende de Valentino, si todavía disfruta del deporte y mantiene tiene algo de velocidad, es genial. Es realmente difícil estar en la mente de otra persona. Para mí, cuando competía contra Valentino, él era un ganador, un killer, hacía todo lo posible para ganar las carreras", explica Stoner en 'Motorsport', a lo que añade: "Sin embargo, ahora un top 5 o un podio es como una victoria para él, y esto es triste para mí. Siempre hizo todo lo posible para ganar las carreras y hoy parece estar en dificultad para lograr ganar".

Ambos pilotos no terminaron con una gran relación, su rivalidad comenzó en la carrera de Laguna Seca en 2008. Y eso se demuestra cuando le preguntan al australiano quiénes considera que fueron sus principales rivales. "Tengo que decir que los rivales más difíciles fueron Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo. Tuve que competir contra ambos en todas las categorías: 125cc, 250cc y MotoGP. A lo largo de los años la mayoría de mis batallas fueron con estos dos muchachos, y definitivamente resultaron difíciles de superar", asegura Stoner sin mencionar al italiano, algo que prueba que aún hay heridas por cerrar.

El bicampeón del mundo también ha querido analizar la situación actual de la parrilla de MotoGP y asegura, que sin Marc Márquez, es un completo "caos": "De momento creo que nadie puede vencer a Marc. Hace tiempo que digo que la única persona que puede ganar a Márquez es el propio Marc. Este año, lamentablemente, en la primera carrera se lesionó. Desde ese momento, sin su líder, el campeonato es un caos, los puntos que tiene el líder son increíblemente pobres. Tienen tan pocos porque no ha habido consistencia de ningún piloto de la parrilla, así que es realmente caótico sin Marc. Será interesante ver cuando vuelva si todo se normaliza un poco".