Davide Brivio ya forma parte de Alpine y llega tras una larga trayectoria en MotoGP donde ha sido responsable de muchos de los títulos de Valentino Rossi y del auge de Suzuki.

Antes de embarcarse en su nueva aventura, ha hablado para el portal oficial de 'MotoGP', y ha analizado su trayectoria en Suzuki desde que aterrizó en 2013. La escudería llevaba desde el 2000 sin ganar un título.

Brivio tenía una gran relación con Rossi y cuando este dejó Yamaha para probar suerte en Ducati, él también lo hizo y se convirtió en el consultor del '46' durante tres años.

Una vez que llegó a Suzuki, se plantearon fichar a Rossi. "Yo había dejado Yamaha y trabajaba a nivel personal para Rossi, contratos y otras cosas, y me contactó Sahara (líder del proyecto de Suzuki) para preguntarme por Rossi y si Valentino estaría disponible para correr con Suzuki en el regreso a MotoGP. Rossi me dijo que Suzuki no le interesaba, quería volver a Yamaha".

Ese fue un momento decisivo para Suzuki ya que decidieron apostar por los jóvenes talentos y comenzaron a perfilar un nuevo proyecto que hoy en día les ha hecho recuperar la gloria, aunque antes también tantearon a Dovizioso, quien prefirió "continuar en Ducati".

Empezaron con Aleix Espargaró y Maverick Viñales, pero los éxitos de este último lo llevaron a fichar por Yamaha. Suzuki volvía a tener un asiento vacío y sus opciones eran Rins y Zarco.

"Teníamos que elegir entre Rins, que nos gustaba por su talento, y Zarco. Fue muy difícil, pero nos decidimos por Rins. Eso generó críticas en 2017 porque Zarco fue a Yamaha con Tech3 y hacía podios mientras que Rins se lesionó y tenía muchas dificultades. Los resultados de 2017 fueron muy decepcionantes. Rins se perdió cuatro o cinco carreras. 2018 sí fue una buena temporada", ha confesado Brivio.

Brivio admite que la actuación de Joan Mir en Moto3 no pasó desapercibida y empezó a cree que podía ser una gran apuesta, aunque también tenía un segundo candidato. "Empecé a pensar en Joan Mir porque me había impresionado en Moto3 y surgió la opción de Jorge Lorenzo.

"Teníamos que elegir entre Lorenzo y Mir, pero no era una elección de pilotos, sino de filosofía, qué camino a seguir: coger un piloto consolidado o seguir con el proyecto de los jóvenes", ha explicado el nuevo jefe de Alpine.

Hoy en día está claro que la apuesta por Mir fue la acertada. Suzuki recuperó la gloria y el joven piloto logró su primer mundial en la categoría reina, y aunque algo cuestionado por la ausencia de Marc Márquez, volverá a intentarlo en un par de meses.