"Hubo mucha mano dura". George Russell ha recordado el accidente con Valtteri Bottas en Imola y ha desvelado cómo fue la "bronca" que recibió de Mercedes, equipo al que actualmente pertenece.

"En todo caso, mi relación con Toto ha crecido desde el incidente de Imola. Hubo mucha mano dura. Pero en última instancia, él quiere extraer el máximo absoluto de mí, o de lo que él cree que puedo lograr", ha afirmado el británico en declaraciones a 'Motorsport'.

"Creo que soy lo suficientemente fuerte mentalmente como para ser capaz de afrontar estas cosas, asumirlas, reflexionar sobre ellas y volver más fuerte. Obviamente, las emociones estuvieron a flor de piel... en todas direcciones", continúa.

Russell se tomó la noche "para reflexionar" sobre lo que había ocurrido: "Y, para ser sincero, durante toda la semana. Pero en cuanto volví a mi casa el domingo por la noche, supe lo que había hecho mal".

"No fue necesariamente el accidente en sí. No estaban decepcionados conmigo por haberme chocado, aunque estuvo lejos de ser lo ideal. Pero, creo que todas las acciones que siguieron no estuvieron a mi altura. Y, como dije después, cuando luchas con un compañero de equipo, tienes que tener absolutamente claro que esa oportunidad de adelantamiento es segura", detalla.

Por último, ha vuelto a declarar su amor por Mercedes: ·Mercedes es una familia para mí, como Williams. Y Lewis y Valtteri son compañeros de equipo para mí, como Nicholas Latifi. Si hubiera sido Nicholas en las mismas circunstancias, probablemente me habría echado atrás y habría tenido unas palabras con él después al respecto".