Se acabó la mítica imagen de los ingenieros encima de la valla un domingo de carrera. Los equipos ya no podrán celebrar los resultados de sus pilotos al pasar por línea de meta o terminarán con un sanción en la mano.

El director de la F1, Niels Wittich, ha escrito una nota antes del Gran Premio de Australia donde aparece la siguiente frase: "Está prohibido subirse a la valla del 'pitwall' en cualquier momento".

"Está prohibido"

Es una decisión tomada a raíz de la última carrera en Jeddah donde Red Bull y Aston Martin se subieron para celebrar el podio de Checo Pérez, Max Verstappen y Fernando Alonso.

La nota de Wittich hace referencia, según información de motorsport.com, al Artículo 2.3.2 dentro del Apéndice H del Código Deportivo Internacional de la FIA. Por lo que no es una norma nueva, sino una consideración más estricta de dicho Artículo.

"El personal del equipo sólo está autorizado en el 'pitlane' inmediatamente antes de que se les pida que trabajen en un coche, y deben retirarse tan pronto como el trabajo se haya completado", continúan diciendo las notas de seguridad.

Por seguridad

Dichas notas aclaran que podrían sancionar a los equipos, aunque parece poco probable que afecte al resultado logrado por un piloto durante ese fin de semana de Gran Premio.

Es verdad que las celebraciones en el muro han estado siempre permitidas, pero ahora la FIA recuerda que, por motivos de seguridad, ya no podrá ser así.

La razón viene dada con el objetivo de evitar que una persona caiga a pista donde los coches pasan a una gran velocidad y muy cerca del muro.

Wittich añade que también quiere evitar la caída de objetos a la pista y provoque un peligro extra, innecesario, a todos los pilotos que circulan.