La presentación del coche de Haas ha traído polémica después de incluir en los colores del monoplaza la bandera de Rusia. Todo se debe a que la FIA extendió a sus campeonatos de motor la sanción de la WADA( Agencia Mundial Antidopaje) de no incluir banderas, símbolos o logos del estado ruso tras el escándalo de corrupción y dopaje a descubierto durante los Juegos de Sochi en 2014. Además ningún deportista podrá presentarse como ruso, sino como "atleta neutral de Rusia", según la última sentencia del TAS.

Haas llevó a cabo este jueves la presentación de su monoplaza en el que aparecen los colores blanco, rojo y azul, propios de la bandera del país eurasiático. A pesar del desconcierto creado, Gunther Steiner ha explicado que el diseño de los colores del coche está dentro de la legalidad. El jefe de equipo estadounidense ha recalcado que son los pilotos rusos quienes no pueden aparecer con los colores propios de banderas o cualquier otro logo de Rusia, mientras que la escudería sí que lo tiene permitido.

"No hemos buscado eludir nada. Obviamente, no podemos usar la bandera rusa como bandera rusa, pero puedes usar los colores en un monoplaza. Al final, es el atleta el que no puede mostrar la bandera rusa y no el equipo. Nosotros somos un equipo estadounidense. Este diseño se nos ocurrió el año pasado antes de que todo lo relacionado con la bandera rusa y la WADA se diera a conocer", dice el francés en una rueda de prensa a varios medios tras la presentación del nuevo monoplaza

 

Los nuevos colores de Haas se deben a su nuevo patrocinador, 'Uralkali'. La empresa química rusa, propiedad del padre de Mazepin, pasará a formar parte de la escudería que esta temporada adoptará el nombre de 'Uralkali Haas F1 Team'.

Además Gunther dijo que para el nuevo diseño del nuevo Haas VF-21 mantuvieron contacto con la FIA. Por lo que la sanción repercute únicamente a Nikita Mazepin, que no podrá mostrar su nacionalidad ni ninguna palabra en su mono de trabajo o en algún otro espacio donde aparezca la palabra "ruso" o "Rusia".