El regreso del rugir de la parrilla de Fórmula 1 está a la vuelta de la esquina. A escasos dos meses de los test de pretemporada, los equipos ya se encuentran inmersos en la preparación de la campaña. Con los vaivenes de pilotos entre escuderías, amén del cambio de reglamento que se ejecutará en 2022, la temporada 2021 se antoja determinante para la 'metamorfosis' que tendrá lugar en el 'Gran Circo' el próximo curso.

Una de las marcas que más modificaciones ha experimentado ha sido Alpine F1 (antiguo Renault). Los franceses, además de cambiar la estructura de su cúpula directiva, han apostado por el regreso de Fernando Alonso a la categoría que le vio alzarse campeón en 2005 y 2006.

Su compañero en la escudería del rombo será Esteban Ocon, que ya acompañó a Daniel Ricciardo la pasada temporada al frente de los de Enstone. Desde Montecarlo tras debutar en el Mundial de Rallies con el Alpine A110S, el piloto francés ha atendido a los medios para analizar lo que se viene en F1 en 2021.

"Veremos si es más o menos difícil (el año), no lo sabemos. Hemos acabado bien, con tres podios la pasada temporada, con grandes momentos y otros menos buenos, pero hemos progresado de forma masiva durante toda la temporada", ha señalado el galo.

"Eso es lo que vamos a tratar de conseguir de nuevo, tratar de atrapar a los de delante en cuanto al tiempo por vuelta y ver contra quién podemos pelear porque hasta que no pongamos el coche en el suelo el primer test y hagamos la primera calificación no sabremos dónde estamos", ha añadido.

A su vez, a pesar de no haber podido acudir a Enstone debido a las restricciones sanitarias, Ocon asegura que se mantiene en "contacto permanente" con el equipo: "Estamos en contacto telefónico permanente con todos los miembros del equipo, así como con los nuevos jefes. Estamos en buenas manos como estamos viendo, tratan de ayudar lo máximo posible".

Sobre Davide Brivio, nuevo jefe de Alpine, Esteban ha señalado que le ve con ganas de mejorar la situación: "Davide ha tenido un gran éxito en MotoGP y está deseando llevar el desarrollo del equipo, dar otro paso más hacia delante, lo que me ha dado un gran feeling".

Sobre Abiteboul, su antecesor en el cargo, el joven piloto no ha escondido su asombro por la decisión: "Ha sido una sorpresa y me ha dolido su salida. Él ha llevado el peso de todo el proyecto desde hace muchos años, y cuando han empezado a llegar los resultados, ver que se va ha sido complicado. Le deseo lo mejor para el futuro porque le aprecio mucho y me ha ayudado a llegar hasta aquí".

Por último, sobre su nuevo compañero, Fernando Alonso, Ocon solo ha tenido palabras de admiración hacia el asturiano: "Fernando es capaz de estar a tono desde el primer momento. Ha hecho muchos test que le van a ayudar. Su experiencia, a pesar de que lleva dos años fuera de la Fórmula 1, también le ayudará. Parece que tiene 20 años, y creo que estará preparado desde el primer momento. Yo intentaré pelear con él, pero al mismo tiempo trabajamos para el mismo equipo y eso es importante. Hay que sumar el máximo de puntos, aunque atacaré".

"No hemos tenido mucho contacto, pero sí que nos hablamos y mandamos mensajes. Le respeto mucho y espero tener buenas peleas con él. Yo era más de Michael Schumacher, pero probablemente gracias a ellos dos yo amo este deporte. ¡Y ahora también competiré frente al hijo! Parece de locos", ha zanjado Esteban Ocon desde Montecarlo.