Indonesia ha vivido una de las mayores tragedias que se recuerdan en un evento deportivo. Fue tras un partido de fútbol, uno que jugaron el Arema y el Persebaya Surabaya, y en el que hasta ahora han muerto al menos 125 personas, entre ellas 32 niños.

Los aficionados del equipo local, que perdió el partido, saltaron al campo para pedir explicaciones y ahí fue el momento en el que todo se desencadenó.

Mohammad Mahfud Mahmodin, ministro coordinador de Asuntos Políticos, Jurídicos y de seguridad, ha confirmado que para el partido en el estadio de Kanjuruhan, que tiene capacidad para 38.000 personas, se vendieron 4.000 entradas de más.

"Las víctimas murieron por empujones y falta de aire"

"Hubo un exceso de 4.000 espectadores. No fue proporcional a las entradas impresas. Se imprimieron 42.000 entradas", relató.

Además, ha negado que se haya debido a un enfrentamiento entre hinchas de ambos equipos, pues los aficionados rivales no podían asistir al partido.

"Las víctimas murieron por empujones y pisotones, y por falta de aire", afirmó.

El uso de gases lacrimógenos, muy criticado

En ese sentido, la actuación policial también está en el punto de mira. Las fuerzas del orden desplegadas en el campo, al ver saltar a los aficionados locales al verde, usaron gases lacrimógenos.

El motivo, no querían que "escalase el caos", algo que finalmente terminó por suceder dejando al menos 174 muertos y 200 heridos.

En ese sentido, organizaciones como Amnistía Internacional han condenado el uso de estos gases lacrimógenos. "Nunca debe ser usado en espacios confinados. Solo debe usarse para dispersar multitudes cuando se ha producido una violencia generalizada, y cuando otros métodos falla. Se debe advertir de su uso para que la gente se disperse", dijo la entidad.

Con el protocolo de seguridad fallando por el exceso de aforo y por, según ha explicado el inspector jefe de la Policía de Java Oriental, de nombre Nico Afinta, las fuerzas de seguridad usando gases lacrimógenos, también hubo un retraso en la llegada de la asistencia sanitaria.

El Arema no podrá acoger eventos deportivos este curso

De momento, la Federación de Fütbol de Indonesia ha decidido detener la competición una semana, y sancionar una temporada entera al Arema FC, que tendrá prohibido acoger eventos deportivos durante todo el curso.