Los números empiezan a no hacer justicia a la figura que Luka Doncic está empezando a conseguir en la NBA. El esloveno sumó un nuevo triple-doble en la victoria de los Dallas Mavericks contra los Cleveland Cavaliers (111-131).

 

El base logró anotar 29 puntos, capturar 14 rebotes y repartir 15 asistencias en 33 minutos y medio de juego, siendo el mejor del partido en esos tres apartados estadísticos.

Se trata de su undécimo triple-doble en la NBA, el segundo logrado de manera consecutiva. De esos 11, siete han sido anotando al menos 25 puntos, siendo el jugador de los Dallas Mavericks que más ha conseguido de la historia de la franquicia de ese tipo, superando a Jason Kidd, ni más ni menos.

 

También es el primer jugador desde Oscar Robertson en 1965 en conseguir al menos 25 puntos, 15 asistencias y 10 rebotes en dos partidos consecutivos, siendo el más joven de la historia en hacer dos triples-dobles de al menos 25 puntos de forma consecutiva.

 

Lo cierto es que es uno de los nombres propios del arranque de temporada en la NBA, compartiendo titulares con estrellas como Anthony Davis, LeBron James, Kawhi Leonard o Karl-Anthony Towns, los primeros nombres en aflorar como posibles ganadores del MVP esta temporada.