España '0 points'. Ni Pedro Almodóvar, ni Antonio Banderas ni 'Klaus' de Sergio Pablos lograron convencer a la Academia de Hollywood. Una gala en la que 'Parásitos' se confirmó como el fenómeno del año. El coreano Bong Joon-ho literalmente arrasó: se hizo con el Oscar a Mejor Dirección, Mejor Película, Mejor Guion original y Mejor Película de habla extranjera.

Pero empecemos por el principio. Un año más los Oscar arrancaron con un espectacular número musical; eso sí, no sería el único de la noche. Janell Monáe rendía homenaje a las películas nominadas y ponía a todo el patio de butacas a hacerle los coros. A destacar la 'entonación' de Leonardo DiCaprio.

 

Su compañero de reparto Brad Pitt sería el primero en subir al escenario a recoger el Oscar a Mejor Actor secundario por su papel en 'Érase una vez en... Hollywood'. Visiblemente emocionado, Pitt dedicó el premio a sus padres y a sus hijos, "que motivan todo lo que hago".

Tras esta estatuilla, llegaba el turno del Oscar a Mejor Película de animación, una de las ocasiones para traer el premio a España. Pero no pudo ser, 'Toy Story 4' arrebató la estatuilla a la cinta de animación de Sergio Pablos, 'Klaus', producida por Atresmedia Cine. No obstante, la nominación de la película española ya ha supuesto todo un triunfo.

El otro momento 'marca España' estuvo protagonizado por Gisela. La cantante, que se dio a conocer por 'Operación Triunfo', interpretó el tema de la película 'Frozen 2' en el escenario de los Oscar 2020. No estaba sola, el resto de 'Elsas' le acompañaban en una de las actuaciones (otra más) de la noche.

 

Faltó ritmo (y no musical) en la gala, se echaron de menos discursos emotivos y mensajes reivindicativos desde el escenario.

Fue un espectáculo descafeinado, apto para todos los públicos, incluso Trump. Tan sólo el director Taika Waititi alzó la voz en favor del pueblo indígena. Así, habría que esperar a un emocionado Joaquin Phoenix, Oscar a Mejor Actor por 'Joker', para escuchar hablar en la gala de desigualdades, cambio climático y crítica a "una sociedad ególatra". El actor se rompió en el escenario al recordar a su hermano River, al que no dudó en citar entre lágrimas: "Corre al rescate con amor y la paz vendrá después".

 

Siendo justos, antes de ese momento, Sigourney Weaver, Brie Larson y Gal Gadot también habían lanzado un alegato feminista en el escenario. Aunque en ese momento, y entre tanta actuación, pasara casi de puntillas.

Laura Dern cumplía los pronósticos y subía a recoger el Oscar a Mejor Actriz secundaria por su papel en 'Historia de un matrimonio'. La actriz agradecía la estatuilla a su madre y a sus hijos. No obstante, y como ya adelantó el propio Brad Pitt, tanto el discurso de Dern como el del resto de premiados no duraron mucho. La Academia de Hollywood les había pedido que no tardaran más de 45 segundos en dar las gracias.

Y así llegó uno de los 'momentazos' de la gala (sí, también musical). Eminem salió al escenario del Dolby y se lo comió. El rapero interpretó el tema que daba banda sonora a su película '8 Millas'. Su actuación provocó una ovación cerrada del público. Todos se entregaron al ritmo del rapero; salvo Scorsese, al que la actuación le pillaba desprevenido.

'1917' partía como una de las favoritas de la noche, aunque sólo obtuvo tres de las 10 nominaciones a las que optaba, todos premios técnicos. La cinta de Sam Mendes fue una de las grandes damnificadas por el fenómeno coreano.

Aunque para víctimas, 'El irlandés', que pagó los platos rotos y no se llevó ni un sólo galardón. La película de Scorsese (con 10 nominaciones) por lo que sea... no le gusta a la Academia de Hollywood. Fue la gran ignorada de la noche.

Quien sí le gusta a los académicos es René Zellweger, que se hizo con el Oscar a Mejor Actriz por su papel en 'Judy', y Elton John, que logró el Oscar a Mejor Canción Original. Estatuilla que ya logró por su trabajo en 'El Rey León'.

La noche iba de música, sí eran los Oscar y no los Grammy. Pero lo conseguido por la violonchelista Hildur Guðnadóttir hay que resaltarlo. Su Oscar a Mejor Banda Sonora por 'Joker', la convirtió en la primera mujer en lograr la estatuilla en los últimos 20 años. Fue ella quien dotó de movimiento a Joker.

 

Y hasta aquí la fiesta del cine en Hollywood, al menos para el público. El director de 'Parásitos' ya anunció sobre el escenario que a él y su equipo se le haría de día bebiendo y celebrando. Salud, señor Bong Joon-ho.