La actriz Rosa María Sardà, quien murió el 11 de junio de 2020 a los 78 años, no apareció en el 'In Memoriam' de los Premios Goya, lo que provocó comentarios de muchos usuarios en redes sociales que se dieron cuenta de la ausencia de la actriz en el homenaje a los profesionales del mundo del cine que han fallecido este año, y que estuvo amenizado por la artista Vanesa Martín.

A los tuiteros les llamó especialmente la atención el que no apareciese Sardà en el homenaje, ya que la actriz catalana presentó los Goya hasta en tres ocasiones (en los años 1994, 1998 y 2001). Además, ganó en dos ocasiones en Goya a Mejor Actriz de Reparto por sus papeles en '¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?', de Manuel Gómez Pereira, y 'Sin vergüenza', de Joaquín Oristrell.

La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España no ha tardado en explicar en su perfil oficial de Twitter el motivo por el que la actriz no apareció en el 'In Memorian' de la XXXV Gala de los Goya: "Rosa María Sardà le pidió a la Academia del Cine no aparecer y, por supuesto, lo hemos respetado".

 

Tampoco apareció en el homenaje Pau Donés, protagonista del documental 'Eso que tú me das', que antes de estrenarse en laSexta, se presentó en el Festival de Málaga y se proyectó en los cines, siendo siendo el documental más visto en las salas de la década.

Precisamente, esta semana Palo y Astilla emitía la entrevista de Mamen Mendizábal a Xavier Sardà, un encuentro que se produjo poco antes de la muerte de Rosa María Sardà y en el que el periodista habló de su hermana. Según contó, la actriz adoptó la voz cantante, junto con su padre, tras el fallecimiento de su madre. "Rosa María nos coge de la mano a nosotros y nosotros la acompañamos con nuestras manos, estamos muy cerca. Suerte que he tenido hermanos, es una gran suerte", expresó.

Asimismo, el periodista también habló en Más Vale Tarde el mismo día en el que se emitía Palo y Astilla sobre su hermana: "Teníamos una relación muy cotidiana de llamarnos y de vernos", afirmó el periodista, quien también contó que la muerte sus padres cuando era niño marcó su infancia