Rosa María Sardà ha fallecido hoy a los 78 años. La veterana actriz, que padecía cáncer desde hace años, destacaba hace meses en una entrevista con Jordi Évole que la enfermedad estaba "controlada", aunque confesaba que no creía que al cáncer "se le pueda ganar":

"El cáncer es invencible, no es una lucha, es una cuestión de que los que se ocupan de ti tengan más o menos tino al programar unas ciertas medicaciones o lo que sea, pero no se trata de un "match" de a ver quién gana, porque el cáncer siempre gana", decía la actriz.

"Morirse es una consecuencia de estar vivo, forma parte de ello"

Lo de Évole ha recuperado un fragmento inédito de su entrevista en el que Rosa María Sardà habla sobre la muert. "La gente no está preparada" para la muerte, "morirse es una consecuencia de estar vivo, forma parte de ello", destacaba la actriz que mencionaba el caso de otras culturas "en las que se prepara a la gente para morir", en la nuestra las personas "no están preparadas".

Sardà, que ganó dos Goyas como Mejor Actriz de Reparto, por 'Sin vergüenza' y '¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?' y recibió en 2010 la Medalla de Oro de la Academia, entre otros reconocimientos, ha sido una mujer fuerte que nunca dudó en hablar claro de cualquier tema.

"Me costó muchísimo que me tomaran en serio. He tenido que ensuciarme mucho las manos"

En una entrevista con su hermano Xavier Sardà en laSexta Noche, ella misma hablaba de su familia, de su relación con su madre, sus comienzos como actriz y sus dificultades económicas cuando falleció su madre. "De repente, un día me levanté y vi que era una vieja. Yo no me había dado cuenta y es duro. Y uno se pregunta que ahora qué. 'Lo que el viento se llevó' ya no lo voy a hacer, pero tengo estos papeles que me dijeron que estaban bien así que una nueva experiencia", explicaba Rosa María Sardà.

"Me costó muchísimo que me tomaran en serio. He tenido que ensuciarme mucho las manos y hacer muchas tonterías hasta que alguien me ha hecho hacer cosas espléndidas", decía Sardà sobre su carrera en el cine y en el teatro.

Actriz, humorista, presentadora y directora teatral... en diciembre de 2019, Sardà publicó su autobiografía, 'Un incidente sin importancia', de la Editorial Planeta, dónde ella misma recopilaba recuerdos de sus seres queridos en textos escritos en los últimos 10 años.

"Algunos de mis amigos han ido desapareciendo y he hecho amigos jóvenes que un día, en una reunión, escucharon uno de mis cuentos que yo leí, les encantó y me empujaron a editarlo", contaba Rosa María a su hermano Xavier.

La mayor de cinco hermanos

Rosa María Sardà nació en Barcelona en 1941. Era la mayor de cinco hermanos: Santiago, Federico, Xavier y Joan. Su madre enfermó cuando eran muy jóvenes y ella tomó las riendas. "Nunca nos soltó de la mano", ha repetido Xavier en muchas ocasiones.

Una experiencia de vida que la marcó desde joven. "La gran Rosa María acaba de fallecer, llevaba tanto tiempo peleando contra el cáncer, pero nos ha dejado, formó parte de nuestras vidas, de los que éramos unos apasionados de la televisión, del cine, del teatro", ha arrancado el director de Al Rojo Vivo."Era un huracán, era tremenda, era toda una fuerza", ha descrito Antonio García Ferreras.

Otro episodio clave en la vida de esta veterana actriz fue la enfermedad de su hermano Joan. En su entrevista más íntima con Xavier Sardà ambos lo recordaban. "Fue un personaje maravilloso que nos hizo sufrir y sufrió mucho", afirmaba Rosa María al contar su hermano pequeño fue "víctima de una enfermedad tan desconocida en España como el sida".