Una buena visibilidad es fundamental a la hora de conducir con seguridad

Una buena visibilidad es fundamental a la hora de conducir con seguridad

El del filtro y otros trucos para mejorar la visibilidad en tu coche

La visibilidad al volante no es una cuestión de confort o comodidad, es una cuestión de seguridad. Aquí te damos algunos trucos para mejorarla en todo momento.

Daniel Valdivielso | Madrid | 07/11/2018

Seguro que te interesa

Visibilidad al volante
Visibilidad al volante | Agencias

La visibilidad al volante es una cuestión de seguridad por encima de todo. Y es que por mucho que conduzcamos un coche muy moderno y seguro, con todo tipo de asistentes a la conducción...si no somos capaces de ver con claridad lo que sucede a nuestro alrededor, podemos meternos en un lío muy gordo. Aquí tienes cinco consejos para mejorar la visibilidad en todo momento:

1. Mantener limpias las luces

Mantener en buen estado las ópticas de tu coche es más importante de lo que parece, ya que son el único elemento que nos permite ver por la noche y, además, ser vistos por el resto de usuarios de la vía. Aunque llevemos unas bombillas muy potentes, si nuestros faros están sucios por culpa del hielo, el barro o la suciedad en general, perderemos gran capacidad de visión. Es conveniente lavarlos a menudo, aunque sin aplicar mucha fuerza ni usar productos muy agresivos, ya que la mayoría de las cúpulas de los faros son de plástico y se pueden dañar.

2. Usar bombillas de calidad

Usar unas bombillas de buena calidad es fundamental a la hora de conducir de noche, marcando una gran diferencia respecto a una bombilla de bajo coste. Merece la pena gastarse un poco más en unas buenas bombillas, ya que la potencia de alumbrado te puede hacer ganar varias decenas de metros por la noche.

Conducir de noche | Agencias
La

3. Regular bien los faros

Regular correctamente los faros es básico: una buena bombilla no sirve de nada si nuestros faros están alumbrando al cielo, ya que no veremos nada y, además, iremos deslumbrando al resto. Si no sabes hacerlo, es mejor que te acerques a un taller: cuentan con herramientas específicas y en apenas unos minutos tendrás tus faros perfectamente reglados.

4. Comprobar la efectividad de los sistemas de desempañado

Tan importante es ver hacia delante como hacia atrás. Por eso, en caso de hielo o lluvia intensa, es conveniente que nuestros sistemas de desempañado funcionen correctamente, ya no sólo en la luneta trasera, sino también en los retrovisores. Al activar el sistema, deberían descongelarse en cuestión de segundos, si no es así, revisa su funcionamiento.

5. Cambiar regularmente el filtro del aire

El filtro del habitáculo es básico para mantener una buena calidad del aire en el interior. Si nuestro filtro está muy sucio o taponado, es más fácil que en el interior de nuestro coche haya un aire húmedo que provoca con mayor facilidad una condensación que puede impedir una correcta visión por la noche.

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.