La industria del automóvil avanza a marchas forzadas: lo que nos parecía una invención de otro planeta hace apenas un puñado de años ahora se ha convertido en norma, y elementos que se daban por sentados ahora resultan casi imposibles de encontrar. Dentro del primer grupo podemos encontrar los paneles digitales y las pantallas táctiles, muestra del avance de la técnica y la tecnología.

Sin embargo, cada vez son más las voces que se unen en contra de la proliferación de este tipo de tecnologías dentro del automóvil. Al fin y al cabo, nuestro coche es una herramienta, una máquina, que nos permite desplazarnos de un lugar a otro en poco tiempo, por un coste relativamente reducido y bajo unas condiciones de seguridad cada vez mejores. Es precisamente en el apartado de la seguridad donde más se ha avanzado, pero donde el uso (abuso) de las pantallas táctiles dentro del habitáculo puede suponer un problema. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Te puede interesar: ¿Por qué los fabricantes están empezando a eliminar las pantallas táctiles de sus coches?

La tecnología en el mundo de la automoción ha seguido evolucionando en los últimos años con la llegada de nuevas funciones a nuestros vehículos. Uno de los avances más visibles se ha producido en el salpicadero de la mayoría de coches nuevos, en los que se ha añadido una pantalla táctil en la que se puede manejar diversas funciones, como la radio o el navegador.

Sin embargo, algunos fabricantes han tomado ya la decisión de dar un paso atrás y han comenzado a retirar estas pantallas de sus nuevos modelos. Estas son sus razones y la alternativa que proponen.