Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

EL LÍMITE DE VELOCIDAD NO SIEMPRE ES LO MEJOR

3 situaciones en los que debes circular (muy) por debajo del límite de velocidad

Los límites de velocidad son instrumentos muy útiles para circular con seguridad, pero no siempre debemos circular a la velocidad máxima permitida.

En resumen

Publicidad

A día de hoy es importante señalar el hecho de que los conductores actuales cuentan con un nivel de concienciación que nada tiene que ver con el de hace unos años, cuando el uso del teléfono móvil no existía o no parecía suponer ningún riesgo, cuando el consumo de alcohol estaba mucho más generalizado entre los conductores o cuando el exceso de velocidad no era un tema preocupante. Sin embargo, los tiempos han cambiado, al igual que la propia movilidad.

Por eso, los límites de velocidad actuales se han modificado con el paso del tiempo para resultar más seguros, por ello también el consumo de alcohol al volante se ha reducido de manera notable, y por eso también el uso del teléfono móvil circulando se ha convertido en una de las infracciones más graves que un conductor puede llegar a cometer al volante. Hablando del límite de velocidad, seguro que conoces que en los últimos meses se han introducido cambios de relevancia, como la modificación del límite de velocidad genérico que ha pasado de 50 km/h a 30 km/h, así como la eliminación del margen de 20 km/h a la hora de adelantar en carreteras convencionales.

La DGT recuerda: no siempre debemos circular a la velocidad máxima permitida

La velocidad máxima a la que se puede circular por una vía está señalizada convenientemente, ya que en un tramo del mismo tipo de vía pueden darse situaciones concretas en las que la velocidad máxima debe reducirse para garantizar así la seguridad. De cualquier manera, existe un concepto, el de la 'velocidad adecuada', que desde la Dirección General de Tráfico insisten en recordar ya que puede suponer la diferencia entre un susto, o un accidente.

No siempre debemos circular a la velocidad máxima permitida por la vía en la que estamos, ya que pueden concurrir situaciones que aumentan el riesgo al circular. Por eso, la DGT nos recuerda a través de su perfil de Twitter tres situaciones en las que debemos circular por debajo de la velocidad máxima:

  • En situaciones de poca visibilidad como con niebla, calima o carreteras con curvas muy cerradas
  • Al llegar a un cruce, aunque tengamos la prioridad de paso
  • En situaciones de tráfico muy denso e intenso o por problemas meteorológicos como lluvia o nieve intensa

También te puede interesar: La DGT responde: ¿desde cuándo y por qué hay límites de velocidad en las carreteras?

Publicidad