Con respecto a la Lotería de Navidad existen muchas cuestiones que generan duda cada año (¿Cuánto se lleva Hacienda de cada premio? ¿Puedo cobrar un tercer premio en una administración?), pero muchas otras están más que claras para los españoles: sabemos que el día del sorteo es siempre el 22 de diciembre; sabemos que, por norma, tiene lugar en el Teatro Real de Madrid y sabemos que el precio del décimo es de 20 euros —hasta que la inflación lo suba—. Y aunque muchos no tengan claro cuál es el día concreto, también sabemos todos que los premios de la Lotería de Navidad caducan: hay un día a partir del cual ya no se pueden cobrar las cuantías derivadas del sorteo.

Ese día suele cumplirse tras pasar tres meses del día del sorteo; teniendo en cuenta que el día del sorteo siempre es el 22 de diciembre, el último día para canjear los décimos por sus correspondientes premios es el 22 de marzo del año siguiente, en este caso, de 2023. Ahora bien, incluso sin tener constancia de esta fecha exacta, los españoles no dejamos pasar la oportunidad de intercambiar ese pequeño trozo de papel con una ilustración navideña, una combinación numérica y el sello de una administración de Loterías concreta, por los euros que valga la papeleta en cuestión.

Tal y como ha confirmado la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado a laSexta, "la cuantía de los premios caducados del sorteo de Navidad es, en términos porcentuales, muy baja". Tan baja es que durante los últimos 16 años la media es de un 0,83% de los premios totales. Efectivamente, menos del 1% de los premios del sorteo extraordinario de la Lotería Nacional del 22 de diciembre se quedan sin cobrar.

Desde cuándo y cómo se cobra la Lotería de Navidad

Por norma, el mismo día 22 de diciembre se pueden empezar a cobrar los premios del sorteo, a partir de las 18:00, una vez que SELAE ha confirmado todos los números premiados. No obstante, existe la posibilidad de que algún año concreto no se pueda, o se puedan cobrar los premios sólo parcialmente. ¿Esto qué quiere decir? Primero has de saber que en función de la cuantía los premios se deben cobrar en un sitio o en otro.

Todos los premios por debajo de los 2.000 euros se pueden cobrar en las propias administraciones de Lotería; esto incluye todos los premios de la pedrea y todas las aproximaciones —la más alta es la que se corresponde a los números anterior y posterior al Gordo, que reparte 2.000 euros por décimo—. Estos se pueden cobrar tanto en efectivo como por Bizum.

Dado que en este caso dependerás de los horarios de las administraciones, lo normal es poder cobrar desde la misma tarde del día 22, ya que el pistoletazo de salida del momento del cobro es a las 18:00 y a esa hora, casi por normal, las administraciones están abiertas. Siempre y cuando sea de lunes a viernes. Si el sorteo tiene lugar en sábado o domingo (este año no es el caso) puede variar la cosa: hay administraciones que también cierran los sábados por la tarde y por lo general permanecen cerradas los domingos, por lo que en este caso habría que esperar al siguiente día hábil.

Con respecto a cantidades mayores, también depende del formato. Si el décimo premiado lo has comprado a través de la aplicación de SELAE, el dinero se transferirá directamente a tu Lotobolsa la misma noche del 22, y podrás transferirlo a una cuenta bancaria de tu titularidad cuando quieras, teniendo en cuenta que esto suele tardar hasta tres días hábiles. Si no, sí que tendrás que ir a una entidad bancaria y es ahí donde tendrás que tener en cuenta los horarios: los bancos no suelen abrir por la tarde, así que para tratar de transferir el dinero de un décimo a una cuenta propia igual has de esperar al día siguiente, en este caso, al viernes 23 de diciembre por la mañana.