¿Te ha pasado alguna vez que el hombre con el que estás empezando desaparece de pronto como si le hubiera dado igual todo lo que había entre vosotros? ¿Te ha ocurrido justo en el punto en el que parecía que la relación comenzaba a afianzarse? ¿O quizás te cuesta conectar con los hombres desde un primer momento y no consigues que se fijen en ti?

Sea cual sea tu caso, los consejos que te mostramos a continuación te darán respuestas que te ayudarán a entender mejor cómo conquistar a un hombre. Aunque, desafortunadamente, te lo advertimos desde ahora: no hay recetas infalibles.

Antes de comenzar, es fundamental conocer con un poco más de detalle cómo es el hombre al que pretendes conquistar.

¿Cómo es el hombre del siglo XXI?

El hombre de hoy en día -entended, por favor, que hablamos del hombre español muy en general- ha cambiado o por lo menos está en el proceso de hacerlo. Y, por tanto, la manera de conectar con él también. El hombre no tiene tanta presión como antes por tener que reforzar constantemente el rol de fuerte, valiente e indestructible.

Como resultado, tiende a ser más libre de mostrar lo que es en cada momento sin temer a que su masculinidad se vea cuestionada.

El hombre actual es sensible y vulnerable y no tendría por qué tener reparos en mostrarse conmovido por una canción o con las emociones a flor de piel por una película, por ejemplo. Tampoco debería frenarse a la hora de expresar sus miedos y preocupaciones, aunque desgraciadamente todavía hoy en día muchos no lo hacen por vergüenza, o por el temor al qué dirán.

Además, el hombre moderno tiene tanto amigas como amigos. La mujer está cada vez más presente en un mundo que en el pasado (no tan lejano) estaba más vinculado a los hombres como es la universidad, el deporte, el ámbito laboral, etc. Así que ahora el hombre conoce a la mujer desde diferentes prismas y con diferentes objetivos, no solo buscando una relación amorosa o un encuentro sexual.

Tener en cuenta todo esto es fundamental para relacionarte con ellos.

Bonus extra sobre el hombre de hoy:

  • No le importa tu apariencia tanto como crees.
  • No está fantaseando ni siquiera interesado en cada mujer atractiva que ve.
  • La mayoría no piensa en tener sexo a todas horas, más allá de lo que digan los estudios.
  • Disfrutan de una buena conversación contigo.
  • También les gusta abrazar y hacer "la cucharita".
  • Saben estar a cargo de los hijos y criarlos.
  • Tienen sentimientos, y esos sentimientos pueden herirse.

El cine y la publicidad han alimentado tópicos sobre la masculinidad que cada vez más se alejan de la realidad. Los roles hoy en día son arbitrarios. Y el hombre del siglo XXI lo sabe (o lo debería saber).

Cómo te ves y te valoras: fundamental para conquistar a un hombre.

Tu autoestima y tu autoconcepto van íntimamente ligados a tu habilidad para saber cómo enamorar a un hombre. Si quieres que tus relaciones amorosas sean exitosas y sanas tienes que estar dispuesta a poner el foco en trabajar tu interior. Esto es primordial, y cuanto antes lo entiendas más rápido obtendrás resultados.

¿Cómo influye el autoconcepto para enamorar a un hombre?

El autoconcepto son todas aquellas ideas y creencias que tienes sobre ti misma y que componen la forma en la que te ves. Un buen autoconcepto es aquel que refleja una imagen ajustada de la persona que eres.

Si no tienes conciencia de tus virtudes, tus puntos fuertes, tus valores personales e incluso tus aspectos a mejorar, entonces tu autoconcepto no es el adecuado, es débil. Cuando esto sucede, es muy complicado que te muestres como la persona que eres. Quizás no estés transmitiendo lo que quieres que el otro vea o si lo estás haciendo, entonces no se ajusta a la imagen de lo que realmente eres. ¡Ojo!, una falsa concepción de tu persona tarde o temprano trae consecuencias en la conquista de un hombre.

Si ocultas tu esencia, lo que verdaderamente eres, seguramente no llegues a generar una profunda complicidad con el hombre al que deseas conquistar; y esto con el tiempo provocará en él más desinterés que ganas de seguir descubriéndote.

La idea es que no te escondas bajo la imagen de algo que no eres. Cada persona es única y especial, debes sentir orgullo de tu valor. Si no lo sientes así, entonces toca trabajar en ello.

Para dar lo mejor de ti de una forma coherente y acorde a lo que eres, es necesario que te VALORES (sí, con mayúsculas). Esto es un primer paso imprescindible si quieres saber cómo conquistar a un hombre.

El resultado emocional de este autoconcepto es la autoestima. Al aceptarte y gustarte, tu autoestima será alta, pero si no te quieres y no te sientes bien respecto a ti, entonces será más baja. ¿Y por qué esto es tan importante para la conquista amorosa? Porque si tú no te quieres ni te respetas es prácticamente imposible que creas que alguien te puede querer y respetar a ti. Por tanto, te conformarás con un amor pobre y de mala calidad con tal de conseguir tener una pareja que supuestamente te ame y valore.

Ese es el mayor engaño en el que puedes caer. Esa trampa incluso puede llegar a ser peligrosa metiéndote en una relación tóxica que traiga graves consecuencias para tu autoestima.

Quererte mucho y bien, con tus virtudes y tus defectos, es fundamental para establecer relaciones amorosas sanas y que funcionen. Si tu autoestima es débil, con toda probabilidad acabarás comportándote de manera contradictoria a tus deseos al no sentirte (consciente o inconscientemente) una persona digna de ser amada.

Si sientes que tu autoestima no es lo suficientemente alta, entonces toca ponerse manos a la obra. Recuerda que la autoestima te dará seguridad y esto es algo muy atractivo para ellos. No pierdas tiempo en quejarte reclamando que ningún hombre te quiere y empléalo en lo que de verdad importa y que te dará resultados: trabajar tu autoestima.

Se podría decir que para enamorar a un hombre primero te tienes que enamorar de ti. No lo olvides, el regalo eres tú.

Siete claves para conquistar a un hombre y disfrutar de una relación sana

Cuando tu autoconcepto es bueno y tu autoestima alta, puedes poner en práctica estos consejos e incorporarlos como parte de tu personalidad de manera natural. De lo contrario, lo que harás es fingir que eres así y eso solo traerá consecuencias negativas, ya que acabará saliendo tu verdadero yo como si de una bomba a punto de explotar se tratara.

1. Sé independiente y no bases tu felicidad en estar con un hombre.

Al hombre le gusta sentir que lo necesitas, pero ¡ojo!, sin que seas demasiado demandante o dependiente. A ellos les gustan las mujeres completas, felices e independientes. No aquellas que parecen necesitadas de compañía y amor.

Ellos se sienten atraídos por mujeres seguras de sí mismas que tienen su propia vida y que no necesitan a los hombres para realizarse o para que les den valor. Pero que a su vez disfrutan y aprecian el amor de una pareja en sus vidas y así se lo demuestran.

2. Evita discutir por temas irrelevantes.

El hombre querrá sentirse bien cuando está contigo para notar atracción a todos los niveles y enamorarse. ¿Y qué le hace sentirse bien? Verte sonreír, divertirte, coquetear con él… en definitiva, que estés feliz y con una actitud optimista y no centrada en discutir por las pequeñas cosas. Si desprendes "buen rollo" activarás los centros de placer de su cerebro y conseguirás que desee estar a tu lado por tu buena energía y por lo que le haces sentir. A todo el mundo le gusta estar con personas alegres, claro está. Pero ¡cuidado! Esto no quiere decir que no haya que poner límites y hablar las cosas importantes para llegar a acuerdos. Pero enfadarse, molestarse o discutir continuamente por problemas menores hará que se aleje. Céntrate en las cosas que te gustan de él y no solo en lo negativo o en lo que te falta.

3. Tu físico es solo una parte del pack, no el pack completo.

Es un error pensar que los hombres únicamente se sienten atraídos por una cara bonita y un cuerpo perfecto. De hecho, la mujer suele darle mucha más importancia de la que ellos le dan a la belleza física y la apariencia a la hora de la conquista.

Es cierto que la imagen que proyectas es lo que atrae en un primer momen-to. Cómo te vistes y te peinas, cómo hablas y la actitud que muestras son una expresión de lo que eres.

Sin embargo, a largo plazo esto no será ni mucho menos la base de una relación. Lo que mantendrá su interés será tu personalidad, tu carácter, tu manera de ser, tus valores… es decir, todo el pack. Una mujer que está solo centrada en su belleza física sin tener nada profundo que ofrecer en su interior, suele perder interés para los hombres.

4. Ponle un poco de misterio al cortejo.

A los hombres les encanta que las mujeres los desafíen en la conquista. A ellos les gusta ver una señal por tu parte y comenzar el juego desde de ahí. Si te entregas del todo desde el primer momento, ellos pierden la oportunidad de ese reto y por tanto el interés. Imagina que en un libro te lo contaran todo desde el principio, luego ya no te quedaría nada por descubrir y tú también perderías el interés. O que pusieran tu película favorita todos los días en la tele, acabarías aborreciéndola.

Cuando le das un toque de misterio, incertidumbre e incluso de aventura a la conquista de un hombre, incentivas el interés, mantienes la expectativa y haces que el juego sea más divertido y menos previsible.

Pero no te confundas, no hablamos de jugar al tira y afloja. Se trata sim-plemente de que no te lances a la piscina desde el primer momento. Muestra interés pero no fuerces, deja que fluya la cosa y también que te eche de menos (muy importante). Una buena forma de conseguirlo, si no te sale de manera natural, es hacer muchos planes y mantenerte ocupada con tareas personales, amigos, familia, etc. De esta manera tu vida estará llena de acontecimientos y la conquista de un hombre no será lo único que de chispa a tus días. Además, así comenzarás a ser una mujer independiente y con su propia vida si todavía no lo eres. Recuerda que esto es algo que les suele atraer mucho de una mujer.

5. Respeta su espacio y su tiempo.

Perder la independencia es una de las cosas que más teme un hombre a punto de embarcarse en una relación. Para ellos es muy importante no sen-tirse atrapados en una vida únicamente centrada en su pareja. Necesitan momentos por separado en los que puedan seguir haciendo otras cosas que les gustan. Por eso muchas veces buscan alejarse y pasar tiempo so-los o con amigos. Y eso es sano.

Si esto ocurre durante la conquista, no caigas en el error de desplegar todas tus armas de stalker y comiences a llamarle constantemente, mandarle mensajes, preguntar a sus amigos o hacerle que te diga qué le pasa. Si te comportas así, sentirá que no está obteniendo el espacio que necesita y entonces se alejará más. Cuanto más empeño pongas en forzar la situación para que vuelva, más necesitada o desesperada te verá. Y esto es una de las claves que hacen que un hombre pierda interés.

¿Qué hacer entonces? Deja de preocuparte por él y preocúpate por ti. No te permitas poner tu vida en espera ni un segundo más y concentra toda tu energía y tiempo en cuidarte, quererte y divertirte. Esto es sano para ti, consigas o no al hombre en cuestión. Pero, además, lo más probable, es que él vuelva y se comprometa más aún si cabe, porque has respetado su espacio y no te has mostrado incómoda con ello.

Muchas mujeres también necesitan esos momentos a solas o acompañadas de otras personas, y esto es muy bueno. Cuando en una relación sus miembros se preocupan por cultivar sus diferentes facetas individuales, no solo la de pareja, las posibilidades de que se mantenga el interés de ambos a largo plazo son muy altas.

6. Haz que pueda confiar en ti

No solo con respecto a la fidelidad (si es ese vuestro acuerdo) sino también a sentir que tú puedes ser un refugio donde poder relajarse y mostrarse vulnerable.

Como hemos comentado antes, los hombres de hoy en día están cada vez más abiertos a compartir lo que sienten en su interior. Pero es cierto que todavía luchan con sus sentimientos y emociones. Y es que esa idea de que mostrarse vulnerables es síntoma de debilidad les sigue rondando en la cabeza. Es por esto que muchos hombres reprimen sus sentimientos, ocultan sus emociones o su dolor y nunca piden ayuda.

Tener una mujer al lado en la que pueden confiar por completo les hará sentirse seguros y relajados para abrirse y mostrarse tal y como son. Para que esto ocurra, comienza por ser tú la primera en contarle tus propios miedos, desafíos o inseguridades en la vida en general (no lo centres en la pareja). De esa manera él irá sintiéndose cómodo y en un ambiente de confianza para empezar a abrirse y a comunicar sus temores, agobios o preocupaciones.

Si consigues esto, él lo valorará enormemente y a su vez sentirá ilusión por estar con una mujer como tú.

Una cosa fundamental que no puedes olvidar es que ese círculo de confianza que has formado no lo debes romper usando lo que te cuenta como arma arrojadiza en alguna discusión para hacerle daño. ¡Esto jamás puede pasar!, de lo contrario se cerrará en banda y tendrás que trabajar otra vez por recuperar su confianza.

7. No presiones ni fuerces las cosas.

Si tratas de persuadirle queriendo hacerle ver que tú eres la mujer indicada para él dándole un ultimátum, convenciéndole con razones o suplicándole que se comprometa, lo único que conseguirás es que se sienta manipulado u obligado. ¿Y sabes qué? En general, los hombres tienen un espíritu que se rebela ante las obligaciones que alguien les impone.

Para comprometerse de verdad, un hombre tiene que sentir que lo ha elegido él, que ha sido él mismo el que ha decidido libremente que quiere estar contigo. Por más que presiones para conseguir lo que ansías, lo único que vas a obtener es que se aleje.

Simplemente sé tú misma, cumple las pautas que te hemos dado y deja que vea por sí mismo toda la felicidad que le aporta estar contigo.