El Satisfyer -los succionadores de clítoris en general- han marcado un antes y un después en el sector de los juguetes sexuales. El foco pasaba a estar en otro lugar y toda la atención se ponía solo en estimular el clítoris. Se empezaba a hablar abiertamente del clítoris como lo que es: el órgano de la mujer dedicado exclusivamente al placer sexual.

Muchas mujeres que no llegaban al orgasmo de otras maneras encontraron en los succionadores de clítoris su gran aliado. Además, otras tantas han conseguido aumentar la calidad y la intensidad de esos orgasmos e incluso han tenido orgasmos múltiples. Todo esto sin ni siquiera tocar el clítoris. Sí, has leído bien. Increíble, ¿no?

Qué es y por qué el Satisfyer es toda una revolución en los últimos años

La clave del éxito de los succionadores de clítoris es su innovadora tecnología con la que consiguen estimular el clítoris sin tocarlo, esto evita molestias innecesarias y posibles irritaciones en la zona. Para conseguir la estimulación se utilizan uno de estos dos mecanismos:

- Lanzamiento de ondas sónicas. Estas ondas rebotan en el aparato, que está apoyado sobre la vulva y van directas al clítoris (que se encuentra en el interior de la cavidad del juguete). Son esas vibraciones las que estimulan sin que se vea y sin necesidad de que el juguete esté en contacto directo con el clítoris. Esta es la tecnología que usa el succionador Sona, de la marca sueca Lelo.

- Tecnología Pleasure Air. Estimula el clítoris succionándolo ligeramente a través de cambios en la presión del aire. Es la tecnología que revolucionó la industria en 2014 cuando salió el primer succionador de clítoris de la marca alemana Womanizer. Y es también la que usa el popular Satisfyer.

Puede sonar raro eso de absorber o succionar el clítoris, pero ¡tranquila! Al principio sentirás un ligera sensación de vacío pero no pasará de ahí, puedes relajarte porque no hay riesgo ninguno. Acuérdate que ni siquiera lo toca.

Ventajas del succionador frente a los masajeadores de clítoris tradicionales

El hecho de estimular el clítoris sin tocarlo trae grandes beneficios con respecto a los masajeadores tradicionales, que necesitan estar en contacto para transmitir la vibración. Según los especialistas de la tienda erótica PlatanoMelón podemos hablar de tres grandes ventajas:

1. Evita la irritación que ocasionan otros juguetes sexuales que sí tocan el clítoris durante la estimulación. Al no dejar irritación en la zona después del orgasmo, es totalmente posible disfrutar de varios orgasmos seguidos u orgasmos múltiples.

2. La sangre circula mejor y más fácilmente por el clítoris, esto se traduce en un aumento de la sensación de placer y facilidad para llegar al clímax. Esto es esencial para mujeres con baja sensibilidad en la zona o con dificultad para conseguir orgasmos.

3. La estimulación del clítoris es total. Los vibradores tradicionales sólo estimulan la parte externa que es la que vemos, en cambio los succionadores son capaces de llegar a todo el cuerpo interno del clítoris dando como resultado orgasmos más rápidos y mucho más intensos.

Succionador de clítoris ¿Cómo usarlo?

Lo primero de todo es ponerse en una posición cómoda y relajada. Si estás excitada todo será más sencillo, claro. Abre un poco los labios de tu vulva con los dedos y coloca la apertura redondeada sobre el clítoris, el clítoris debe quedar dentro del cabezal. Puedes usar un lubricante de base acuosa si eso te ayuda y te resulta más agradable.

Hasta que te familiarices con las sensaciones es importante empezar con intensidades bajas, ya que al ser una zona muy sensible podemos notar molestias si lo usamos de golpe con mucha intensidad.

Una vez que has comenzado y has notado las primeras sensaciones de placer, puedes comenzar a jugar con las intensidades poco a poco y por supuesto mover tu succionado de clítoris en busca de la sensación que más te agrade. Empezarás a sentir cómo esa ligera succión y esas ondas que lanza el aparato empiezan a estimular tu clítoris de una manera diferente a como nunca lo habías experimentado antes. Notarás cómo las sensaciones te va invadiendo todo el cuerpo hasta conseguir un orgasmo super placentero y único.

Recuerda siempre lavar tus juguetes sexuales con agua y jabón neutro después de usarlos.

Cuál elegir: criterios de compra

A la hora de comprar un succionador es clave tener en cuenta una serie de aspectos:

-Potencia. Si es la primera vez que compras un succionador te recomendamos que no compres el más potente o que te asegures que tiene diferentes niveles de potencia dándote la posibilidad de comenzar con una potencia suave.

-Materiales. Es importante que el material que estará en contacto con tu cuerpo sea de buena calidad. Normalmente las boquillas de las marcas más reconocidas está fabricadas con plástico ABS y silicona médica hipoalergénica.

-Tipo de estimulación. Además de los succionadores de clítoris clásicos hay opciones en el mercado que incluyen un prolongación a modo de dildo unido al succionador. Si buscas estimular también el punto G esta será sin duda tu elección.

-Sumergible. Siempre es mejor tener la opción de sumergir tus juguetes sexuales en el agua. Pero en el caso del succionador más aún, ya que la sensación todavía es mejor bajo el agua o con el aparato mojado.

-Repuestos. Las boquillas de silicona vas a tener que cambiarlas con el tiempo, por tanto asegúrate de que venden los repuestos antes de comprarlo.

-Batería. Los modelos actuales vienen con baterías que se recargan por USB o enchufándolos a la corriente con un adaptador. Sin duda, mucho más cómodo y económico que los que funcionan con pilas.

-Silencioso. Elige la opción menos ruidosa, nunca sabes en qué lugares o situaciones vas a querer usarlo.

- Marca. Sin duda alguna podemos decir que Womanizer, Lelo y Satisfyer son las marcas de referencia en succionadores de clítoris. El portal de internet sobre consumo [[LINK:EXTERNO||| https://www.reviewbox.es/succionador-de-clitoris/|||Reviewbox]] así lo confirma en su listado de los mejores succionadores de clítoris de 2021.

¿A solas o en pareja?

Nuestra respuesta sin duda es: ¡Ambos!

Ya te hemos contado lo versátil que es este revolucionario juguete sexual para el sexo a solas.

Pero es que además, también es un excelente complemento para el sexo en pareja:

- Puedes usarlo para estimular el clítoris mediante la penetración y así llegar al orgasmo con tu pareja al mismo tiempo.

- Puedes estimular otras zonas erógenas tuyas o de tu pareja como por ejemplo los pezones.

- Hay succionadores por control remoto que harán que tu pareja se implique directamente en el juego.

- Incluso hay ya un Satisfyer masculino

¡Imaginación al poder!