Hasta diez comunidades autónomas se han sumado a la 'fiebre' de los bonos turísticos y reparten ayudas de dos maneras: en regiones como Galicia, Andalucía, Comunidad Valenciana o Baleares, se da ayudas a los residentes; mientras, en lugares como Castilla y León, País Vasco, Aragón, Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura reparten esas ayudas a todos los turistas nacionales.

Eso sí, cada una de las comunidades tiene sus propios bonos turísticos y ofertas. Por ejemplo, en la comunidad madrileña se ofrece un descuento de hasta el 50%, lo que se traduce en hasta 600 euros por persona, dirigidos a visitantes nacionales que elijan alojamientos hoteleros o agencias de viajes de la región. Se puede disfrutar desde julio hasta finales de año. Lo mismo sucede en Extremadura, con descuentos de entre el 50% y el 75% del coste de los servicios en alojamientos o visitas guiadas.

En el caso Andalucía, ese descuento asciende hasta el 25%, pero podrá aumentar hasta el 50% en los casos en que la persona solicitante no haya tenido obligación de declarar en el ejercicio fiscal de 2019 o 2020, o "tenga reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33%". La Junta también prevé abonar un descuento del 50% de la factura, con un máximo de 500 euros, si se reservan cuatro o más noches en alojamientos turísticos reservados exclusivamente a través de Agencias de Viajes por personas mayores de 65 años y menores de 25 años.

La Xunta de Galicia se ha ofrecido a pagar hasta el 40% de las vacaciones a diversos sectores de la población. En concreto, a jóvenes menores de 30 años, pensionistas y familias con hijos menores residentes en Galicia. No obstante, hay una letra pequeña en esta oferta: no se puede disfrutar en la temporada alta, es decir, del 21 de junio al 10 de septiembre. Pero sí se ofrecen distintos paquetes, como destinos naturales, culturales o de costa.

Otro ejemplo, el de Baleares, cuyo gobierno dará bonos de 100 euros a cada residente de las islas que haga turismo interior entre el 15 y el 30 de junio y del 1 de septiembre al 15 de noviembre. El requisito, en este caso, para recibir los 100 euros es que los ciudadanos de Baleares viajen a una isla en la que no residen. En este sentido, el plan de la Junta Balear cuenta con 2 millones para los bonos turísticos, con la condición de pasar dos noches en el destino.