El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, explica la subida de la inflación, que alcanza ya dos cifras, por el "efecto de los cortes del gas ruso" que se habría trasladado a los precios de la vida de nuestro país, según ha explicado. En Más Vale Tarde, el profesor de Economía Gonzalo Bernardos ha criticado al Ejecutivo porque, dice, podría haber impedido que la inflación llegase al 10,2% "pero han decidido no hacerlo".

"El gobierno con las medidas que tiene ha decidido no adaptarlas. Podríamos haber bajado la inflación significativamente a partir del 15 de junio haciendo que la compensación a las gasísticas la pagasen las eléctricas y no los consumidores, las familias", ha defendido Bernardos.

Considera que esto habría sido "sencillo" y que de haberlo hecho el precio de la electricidad habría bajado mucho. "No llego a entender qué hace el Gobierno, por qué perjudica a las familias para favorecer a las eléctricas. ¿Cómo se les ocurre que la compensación la paguen los desfavorecidos y los favorecidos se vayan de rositas? Increíble", ha denunciado.

Ahora, dice el experto, "solo se puede embridar la inflación por le 'efecto casualidad': que haya una gran recesión en Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia o Japón que haga disminuir muchísimo la demanda de materias primas, que sea inferior a la oferta y los precios bajen notablemente".